VOLVIÓ A FESTEJAR PERO DEBIÓ SUFRIR

Volvió a ganar y estiró a cinco triunfos en fila su racha positiva. Un triunfo que le posibilitó defender la localía, aunque para ello debió esforzarse más de la cuenta. Así, San Isidro derrotó anoche 83- 71 a Ameghino de Villa María en el marco de una nueva fecha de la División Centro Norte de la Liga Argentina de básquet.

Volvió a ganar y estiró a cinco triunfos en fila su racha positiva. Un triunfo que le posibilitó defender la localía, aunque para ello debió esforzarse más de la cuenta. Así, San Isidro derrotó anoche 83- 71 a Ameghino de Villa María en el marco de una nueva fecha de la División Centro Norte de la Liga Argentina de básquet.

Y otra vez el duelo con los villamarienses resultó equilibrado, claro que los "halcones" esta vez sacaron ventaja a favor de la jerarquía individual de sus nombres frente a un guapo rival. Los parciales fueron: 1ºc: 21- 18; 2ºc: 36- 31 (15-13); 3ºc: 57- 47 (21-16); 4ºc: 83- 71 (26-24).

San Isidro tuvo un correcto arranque. Con la tarea de Cambronne lastimando en la pintura (4-4 en dobles) y dos triples (2-2) de Haag, el local deshizo la defensa zonal del elenco villamariense y mantuvo una cómoda ventaja hasta promediando la etapa: 14 a 7. Pasaje en el cual Ludueña se retiró aquejado por una molestia en uno de sus tobillos.

Posteriormente los "halcones" no pudieron capitalizar los robos en defensa y su juego se tornó impreciso. Una situación que aprovechó la visita quien ajustando su defensa y corriendo la cancha, achicó la diferencia para poner la paridad en el trámite aunque quedó tres dígitos abajo en el electrónico (21-18).

Una pobre efectividad marcó el trámite del segundo parcial. Si en la primera mitad, San Isidro y Ameghino establecieron un parcial de 2-2 con lo que llevó el marcador 23 a 20. 

A partir de allí el visitante con varios recobres fue afirmando su imagen. Incluso con la larga distancia de Rupil y Duval, más el aporte de Aristimuño llegó a ponerse al frente en los guarismos. No obstante Cambronne siguió efectivo y a través de la labor de Sánchez, el local pudo restaurar el equilibrio. Finalmente

una "bomba" de Sciutto restando 37segundos y un doble del recuperado Ludueña, le permitieron a San Isidro seguir mandando en los guarismos: 36-31.

Tras el descanso largo, el equipo de Torre se mostró más certero en su ofensiva, desde la línea de simples y con el tiro exterior de Ludueña. Incluso con una buena postura defensiva forzó los errores de Ameghino, desconcertado en ataque.

Igualmente pese a que padeció de lagunas defensivas, San Isidro sacó una prudencial ventaja (45-35) sobre la mitad del parcial que supo controlar hasta el final del tercer cuarto: 57- 47.

Un triple de Sciutto inauguró una criteriosa ofensiva de San Isidro en el último cuarto pero se topó con el amor propio de su oponente que al influjo de Gaynor no se la hizo fácil con el correr de los minutos poniéndose en juego.

De esa manera Ameghino, imponiéndose en los rebotes ofensivos, puso en aprietos al local que supo responder con la jerarquía de Rodríguez Suppi y un triple de Corzo para zafar de la incómoda situación y terminar quedándose con una trabajosa y sufrida victoria.

 

 

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu