UN TRIUNFO CLAVE, PERO SUFRIDO

Acertó con una cabeza. Y tuvo en su arquero a la gran figura. Con estas dos frases cortas se resume la sufrida y trabajada victoria que Sportivo Belgrano consiguió esta noche por 1 a 0 frente a San Lorenzo Alem de Catamarca.

Corría casi media hora del complemento y las cosas no pintaban bien. En una jugada casi intrascendente, Barbero se sacó el balón de los pies lanzando un centro más de los tantos que tiró el verde. El juvenil Camisassa se anticipó a la salida en falso de Cafaratti y su cabezazo llegó a la red. Antes y después, Sportivo pasó por todos los estados: fue sólido por momentos intentando el juego asociado; tuvo convicción para pelear el balón en todos los sectores; falló en la definición de sus ataques; abusó de los envíos aéreos; tuvo imprecisiones en defensa. Y contó con una fenomenal actuación de Cosentino, verdadero responsable de que el triunfo quedase en barrio Alberione. El guardameta verde tuvo al menos cuatro atajadas de excepción y, además, brindó seguridad y tranquilidad en cada ocasión en la que intervino. 

Sportivo generó, pero no concretó. Esta fue la síntesis de un primer tiempo intenso y por momentos bien jugado por ambos protagonistas. Desde el vamos, el ímpetu verde intentó sentar supremacía. Adosó a este vigor los intentos de juego asociado, en especial por la derecha, con las proyecciones de Chaves, el trajinar de Ramírez, más el acompañamiento de Francia y las corridas de Capellino. Mientras, Catube ensayó varias diagonales que preocuparon a la zaga catamarqueña.

Sin embargo, los minutos fueron transcurriendo y el área azulgrana no sufrió demasiado. Por el contrario, pasado el cuarto de hora, se ubicó mejor Gómez en el centro del campo, Peralta encontró la pelota, Zuñiga mostró su habilidad y Seco su potencia. Fue así que la primera neta ocasión de gol llegó por un zapatazo de Peralta que Cosentino desvió en gran forma.

Sportivo se repitió en los centros para la cabeza de los centrales visitantes y San Lorenzo apostó todo a alguna contra. En este marco, Francia filtró algunas habilitaciones que Caffaratti desbarató primero ante Catube y luego llegando primero que Ramírez. Y fue el movedizo 11 verde el que obligó otra vez al arquero con un zurdazo de media distancia luego de un vistoso amago. Cuando el árbitro pitó para el descanso, el cero pareció castigar la imprecisión del local en los metros finales.

Sorpresa

El elenco catamarqueño sorprendió tras la reanudación. Adelantó sus líneas y ya no brindó posibilidades de traslado a los hombres de camiseta verde. Pese a ello, Catube dispuso de una buena ocasión pero su disparo se fue por arriba y Francia colocó un medido tiro libre que el arquero visitante desvió con un manotazo. Las dos jugadas parecieron descontextualizadas porque Rojas y Gómez se adueñaron del medio juego, en donde Mazzola se debatió en solitario durante largos pasajes. Cuando Peralta consiguió entrar en el circuito de juego, San Lorenzo provocó serios inconvenientes a Mattalía y Goicoechea.

Así, el elenco catamarqueño pasó a dominar las acciones. Pero se encontró con Cosentino, desviando todas las que fueron hacia su arco, descolgando las que llegaban por el aire y anticipando a los delanteros en todos los momentos. La atajada con la que desvió un cabezazo franco de Rivero fue una muestra de reflejos estupenda.

Cuando el verde ya ingresaba en el terreno de la desesperación, llegó el cabezazo salvador de Camisassa. De ahí hasta el final soportó como pudo los embates azulgranas, padeció sus propias vacilaciones y terminó llevándose una victoria clave, muy trabajada, quizás inmerecida. Pero fundamental para encarar la recta final de esta fase del torneo con algún respiro.




SEGUI LEYENDO...

Menu