DOS POLICÍAS HOSPITALIZADOS TRAS SER ATACADOS POR PERRO PITBULL EN EL OPERATIVO DE BARRIO PARQUE

Momentos de tensión se viven en este sector de la ciudad. Buscan a un delincuente que logró escapar luego de "largarles" el perro a los uniformados para evitar su detención.

Un mediodía violento se vivió hoy en un sector de barrio Parque de nuestra ciudad cuando efectivos de la División Investigaciones pretendieron detener a un joven con pedido de captura por robo calificado. El saldo fue dos jóvenes detenidos y tres efectivos policiales lesionados a raíz de las mordeduras de un perro de raza Pitbull que fue soltado por el hermano del sujeto que se pretendía detener, informaron fuentes policiales a LA VOZ DE SAN JUSTO.

Todo comenzó cerca de las 13 cuando efectivos de Investigaciones observaron en la esquina del Pasaje Alaska y Chaco a Brandon Leonel Gudiño (21), alias "Cachulo", con domicilio en el Pasaje Alaska al 500, quien tenía pedido de captura de la fiscalía del 4º turno a cargo de Leonor Failla. Gudiño tiene antecedentes delictivos: salió de la cárcel hace poco tiempo por cumplir una condena por delitos similares.

De inmediato los investigadores solicitaron colaboración al Comando de Acción Preventiva (CAP) e implementaron un operativo para evitar que "Cachulo" se diera a la fuga. Pero cuando se le dio la voz de alto el acusado de robo escapó e ingresó a su domicilio. En el lugar el hermano, identificado como Gustavo Gabriel Gudiño,  alias "Colorado", tenía amarrado un perro de raza Pitbull al cual soltó e hizo que atacara al personal policial.

A raíz del incidente resultaron lesionados el suboficial principal Fernando Favario (44), a la altura del muslo izquierdo; el agente del CAP Lucas González (24), que presenta mordeduras en ambas piernas y el agente Adrián Luque, de la Policía Barrial, en ambas manos.

Ante esta situación uno de los efectivos tomó su arma reglamentaria y disparó contra el perro para que cesara su ataque, lo que finalmente ocurrió, ya qusufrió una herida superficial en la oreja.

Mientras esto ocurría, el resto de los uniformados intentó detener a "Cachulo" Gudiño, y fue en esas circunstancias que se interpusieron otros familiares, entre ellos dos hermanos, uno menor de 15 años y Priscilla Ángela Gudiño (19), quienes fueron detenidos.

La joven fue alojada en la Alcaidía de la Departamental San Justo de Policía en tanto el adolescente fue puesto a disposición del Juzgado Penal Juvenil.

Durante el procedimiento algunos vecinos disconformes con el accionar policial comenzaron a arrojar piedras y otros elementos contundentes que afortunadamente no causaron heridos.




SEGUI LEYENDO...

Menu