UN NUEVO DESAFÍO PARA CRECER

El sanfrancisqueño Joaquín Pérez firmó contrato con el Club Deportivo Morón, donde se desempeñará como asistente del entrenador Arnaldo Sialle.

El sanfrancisqueño Joaquín Pérez dijo que su desembarco en el Club Deportivo Morón acompañando nuevamente a Arnaldo Sialle en el cuerpo técnico se trata de un "desafío muy grande" como así también una " vidriera donde mostrar nuestro trabajo en Buenos Aires".

El entrenador luego de un fugaz paso por el fútbol de ascenso chileno en Unión San Felipe siendo asistente de Andrés Yllana y tras terminar la temporada en Mitre de Santiago del Estero, volvió a cambiar de aire en pos de seguir creciendo en la profesión según manifestó en comunicación con LA VOZ DE SAN JUSTO.

 -¿Con qué expectativas llegaron a Deportivo Morón?

-Las expectativas son las mejores por llegar a un club grande del ascenso de Buenos Aires. Mostrar el trabajo acá podrá ser una oportunidad muy importante para nosotros, para lograr un crecimiento en la profesión, la vidriera que significa por estar en una institución con tanta historia, tanta convocatoria como lo es Morón.

-Un nuevo desafío en tu carrera...

-El desafío y la responsabilidad es muy grande, pero lo asumimos porque te repito, es una posibilidad de crecimiento para nosotros. "Cacho" (Sialle) es un entrenador con mucho prestigio en el ascenso del interior del país y esto es otra cosa. Por eso lo charlamos en conjunto y decidimos embarcamos en este gran desafío que significa mostrar nuestro trabajo en Buenos Aires, lo que puede representar mucho si las cosas van bien. El cuerpo técnico se completa con el preparador físico Claudio Bóveda.

-¿Cuál fue la bajada de línea de los dirigentes?

-La gente del club nos habló de la posibilidad de hacer un torneo un poco más tranquilo comparado al de este año donde se salvaron del descenso en la anteúltima fecha. Entonces de cara a lo que viene buscaremos terminar más tranquilos, intentaremos acercarnos a la zona del Reducido, esos son los objetivos.

Nos hablaron de la presión, de lo que significa la camiseta de Morón, por eso hay que tener en cuenta la incorporación de jugadores porque es un club exigente, con mucha gente detrás, la verdad que tiene una convocatoria muy grande y la historia te obliga.

En definitiva la meta es hacer un buen torneo y acercarnos al Reducido pero no con grandes pretensiones de ascender, al menos no hablamos de eso, pero sí de terminar más tranquilos respecto a este último torneo.

-Con Sialle hacen una buena dupla...

-La verdad que me ha ido dando cada vez más participación en el trabajo, en cuanto a la fase de posesión o los ataques, trabajos de definición, todo lo que es ofensivo me lo delega a mí.

Y él es un especialista de todo lo demás, de las tareas defensivas con todos los detalles y sus conocimientos hace que generalmente el equipo sea sólido. Lógicamente quien toma las decisiones y le da el toque final al trabajo es él como entrenador que es.

Fuera del campo colaboro con las ediciones de video, tratando de analizar al rival de turno y la tarea es permanente, no solo con las horas en el club sino fuera de él, con continuas reuniones para planificar.

Cuando volví de Chile él me llamó y dirigimos en Mitre de Santiago del Estero las últimas cinco fechas de la B Nacional por pedido del presidente ya que lo habían destituido a Grelar, y lo reemplazamos nosotros porque "Cacho" era el único que conocía el plantel y no le podía decir que no por tantos años de relación que había.

-Además con él seguís nutriéndote de conocimientos...

- "Cacho" es mi mentor,  aprendo mucho de él desde que lo conocí en Sportivo Belgrano, no solo en la parte futbolística sino en la faz de conducción de liderazgo, que es lo que más admiro de él, su liderazgo tranquilo. Es una persona que se gana al jugador y al grupo desde sus profundos conocimientos, rara vez levanta la voz, nunca trata mal a nadie sino que él se gana a todos por su forma de ser y trabajar. El me prepara para mi futuro como entrenador, me aconseja y me guía en un montón de cuestiones.

-¿Cómo calificarías tu experiencia en Chile?

-El paso por Chile para mi fue muy positivo más allá de que nos fue mal en los resultados con Unión San Felipe, pero eso no se pueda manejar en ningún lado, porque uno puede trabajar, guiar al plantel pero los resultados van y vienen.

Entonces hay que estar tranquilo con uno mismo, con el trabajo, ser objetivo, muy autocrítico y tratar de hacer las cosas lo mejor posible, después hay un montón de factores que influyen en que el resultado se dé o no.

Me quedo con lo positivo, de haber trabajo con un entrenador como Andrés Yllana, una persona con mucha trayectoria en el fútbol, aprendí mucho en las cuestiones metodológicas y además conocí el medio chileno y la verdad me gustó. Está muy interesante porque clubes son ordenados, hay buena capacitación, el nivel académico de los entrenadores es importante y me gustó mucho el país para ir a trabajar en un futuro.

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu