UN AMISTOSO PARA EL OLVIDO

El "verde" sintió la carga de su pretemporada y jugó mal. El "celeste" lo superó en todos los aspectos y fue el dueño del juego. Por esas cosas del fútbol, término 1 a 1.

El trabajo en doble turno y las exigencias físicas a las que se somete el conjunto "verde" por estas horas y en doble turno, pasaron factura. Es que el equipo de Giaccone, aún no había hecho nada de fútbol y se notó. Sin velocidad, con imprecisiones y desprolijidades, condimentos lógicos de un equipo "duro" por estar en su período máximo de trabajos físicos en esta pretemporada 2018.

De todos modos, las falencias y el rendimiento, en estos casos, suelen quedar en un segundo plano, casi con seguridad el DT tomará notas de ellas, pero lo más importante pasa por el rodaje, los minutos en cancha y el primer contacto con la pelota, factores fundamentales para comenzar a soltarse, de cara a lo que se viene.

Sin embargo, no todo fue culpa de la "pretemporada", sino todo lo contrario, gran merito de la mala noche "verde", fue la virtud de un equipo "celeste" que parece estar bien aceitado, con mucho rodaje y un gran plantel consolidado de cara a su regreso al Federal "C".

Los dirigidos por Mariano Cambursano fueron dueños de todo el desarrollo del encuentro. Con velocidad, pressing, orden y mucha circulación del balón, el equipo de Morteros obligó a Sportivo a correr siempre detrás de la pelota, no lo dejó pensar y le generó la situaciones más claras.

Luciano Ravallo, el volante central de la visita, fue la figura del duelo, manejando los circuitos de juego, jugando y haciendo jugar, a tal punto que a 5' del cierre de la primera parte, el "rubio" se adueño de una pelota parada y la clavó en el arco de Cosentino para la apertura merecida del marcador.

El primer tiempo fue todo "celestes". Sportivo perdió siempre en el medio y cuando lograba recuperar la pelota, la perdía automáticamente por falta de precisión. Francia, Muller y Capellino, estuvieron lejos de sus rendimientos y nunca pudieron desequilibrar. Gaviglio, ausente todo el tiempo y mucho en soledad.

En el complemento, el trámite se empardó. Sportivo no creció mucho, el "9" se quedó. El duelo se jugó en el medio campo y dejó atrás lo vistoso, para enmarcarse en lo rústico. Mucha pierna y muchos nervios, fueron desvirtuando el encuentro, que tuvo su empate, a los 22' del complemento, gracias a una definición de Muller, en posición dudosa.

No mucho más y a las duchas. Un amistoso que dejó dos imágenes diferentes, la falta de ritmo y la dureza "verde" y la buena puesta a punto "celeste" de cara al Federal "C", de todos modos, a la hora del análisis, por "Alberione" el saldo parece ser otro, se jugó, se sumó minutos, se aflojaron las piernas. Podrá o no importar el resultado, lo único cierto, es que en esta semana previa a la disputa de la Copa Argentina, el "verde" deberá mejorar mucho más.

 

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu