TRES ARGENTINAS INAUGURAN EL PRIMER MATE BAR EN NUEVA YORK

Tragos, licuados y empanadas a base de yerba mate encabezan el menú de Porteñas,en el corazón de Williamsburg.

El primer bar dedicado exclusivamente al mate desembarcó en Nueva York. De la mano de tres emprendedoras argentinas, ya abrió sus puertas Porteñas Yerba Mate en un barrio especial: Williamsburg, la zona hipster de moda en el corazón de Brooklyn. La misión no fue sencilla y requirió tiempo, investigación y un relevamiento minucioso. ¿Cómo enamorar a los neoyorquinos y sacarlos de su rutina? ¿Cómo contagiarles el ritual de la infusión más popular del país?

Mate gourmet. En Porteñas lo sirven para acompañar las clásicas porciones de tortas de manzana, también elaboradas con yerba mate.

Mate gourmet. En Porteñas lo sirven para acompañar las clásicas porciones de tortas de manzana, también elaboradas con yerba mate.

Carmen Ferryera, curadora de arte, Fernanda Tabares, chef (alma mater del restaurante Raíces en Saavedra) y la música y dentista Gretel Pellegrini se lanzaron a la conquista de un mercado especial. A partir de blends exóticos que incluyen yerba mate en licuados o tragos, ofrecen un menú que va desde el Mate Latte y Mate Chino a apple crumble, tortas de manzana con yerba mate, postres y las clásicas empanadas. Además de carne, hay versiones con cheddar, cebolla, pickles y pastrón, vegetarianas y de pollo a la parrilla.

El local a la calle, sobre 557 Lorimer St. ofrece una estética minimalista, donde abunda el verde. "La idea fue recrear paisajes de Misiones, pero en versión nórdica. Hay detalles en blanco, dorado y verde musgo", comenta Carmen desde el bar que ya lleva 4 días abierto.

Porteñas. Fernanda Tabares, Carmen Ferreyra y Gretel Pellegrini, las emprendedoras argentinas. (Foto: Liz Clayman (New York Magazine)

Porteñas. Fernanda Tabares, Carmen Ferreyra y Gretel Pellegrini, las emprendedoras argentinas. (Foto: Liz Clayman (New York Magazine).

"Hace 20 años que vivo en Nueva York y cuando surgió esta posibilidad nos preguntamos porqué sería un obstáculo en Manhattan", explica la emprendedora.

Entre las razones, evaluaron que la clásica infusión no se vende en sitios turísticos, se comparte entre amigos y en situaciones de intimidad, puertas adentro.

"La accesibilidad queda en el ámbito privado. Pensamos la manera de incorporarlo y extenderlo a otras variantes: Alfajores, croissants, cheese cakes, empanadas, extractos y concentrados. Es igual de versátil que el café para preparaciones como helados o distintos platos", comentan las argentinas, que sueñan con convertir el bar en un Starbucks del mate. 

Los mates elegidos fueron los de Mijo Objetos Propios, una firma de Ushuaia que obtuvo el Sello Buen Diseño por la calidad del producto realizado en madera de caldén, un árbol característico de la llanura pampeana.

De diseño. Los mates de la firma Mijo, de Ushuaia a Nueva York.

Con palmeras, rombos pintados en dorado por un artista y paredes blancas, Porteñas abre sus puertas a la salida de dos bocas de subte, una ubicación estratégica que les garantiza buena circulación de gente. Además del foco en la gastronomía, las dueñas argentinas se propusieron emplear a mujeres. "Queremos empoderar a las mujeres inmigrantes y trabajadoras de la zona", avisan.

Luego de testear la viabilidad del emprendimiento en la plataforma de financiamiento colectivo Kickstarter tomaron la decisión. Hoy, a 4 días de la inauguración, ya le dedicaron horas --y mucha paciencia-- a explicar cómo se usa la bombilla. Y sobre todo, a difundir los beneficios de la infusión: "Es energizante, antioxidante, contiene vitaminas y minerales. Es la alternativa inteligente del café", enumera Carmen. Y deja para el final el espíritu del mate: se comparte entre amigos.

Clarín




SEGUI LEYENDO...

Menu