TIPS PARA CONSUMIR VERDURAS EN LOS MESES DE FRÍO

La ingesta de hortalizas sigue siendo muy importante en esta época del año y estas son las mejores alternativas para consumirlas en ensaladas tibias y en preparaciones calientes.

Las verduras están tradicionalmente asociadas con la frescura del verano, pero contrariamente a lo que se pueda pensar también pueden ser compañeras ideales en los días fríos.

 

En otoño e invierno las verduras ayudan a equilibrar una alimentación que es generalmente rica en grasas e hidratos de carbono. Estos están presentes en guisos, estofados, cazuelas y preparaciones más elaboradas que están naturalmente asociadas a las estaciones más frías del año.

 

Además, las verduras son necesarias para nuestro cuerpo porque nos brindan un elevado contenido de vitaminas, minerales, sustancias antioxidantes, fibra y agua.

 

Las vitaminas y minerales favorecen el aprovechamiento de los nutrientes presentes en otros alimentos. Por ejemplo, la vitamina C, que se encuentra en frutas y verduras, favorece la absorción de hierro que proviene de otros vegetales y legumbres.

 

Como la ingesta de vegetales está relacionada con una menor frecuencia de aparición de diversos problemas de salud, resulta útil comer diariamente verduras y también frutas de diversos tipos y colores.

 

 

Sugerencias para incorporar verduras en los meses de temperaturas más bajas:

 

- Los guisos, salpicones y cazuelas son preparaciones ideales para el invierno donde podemos incorporar distintas verduras.

 

- La calabaza, el zapallito, la berenjena, las zanahorias o la acelga sirven perfectamente para la preparación de tartas, budines o tortillas.

 

- Podemos combinar verduras de hoja con alimentos cocidos, como por ejemplo una variedad de hojas verdes con tiritas de pollo grillado.

 

- En guarniciones podemos utilizar rodajas de verduras grilladas, purés de distintas verduras o panache de verduras.

 

Consejos de la nutricionista Miriam Chahwan (MN: 2726) para TN

 




SEGUI LEYENDO...

Menu