TENÍA QUE SUMAR Y LO HIZO

Sportivo Belgrano logró un buen empate en San Luis ante Estudiantes 1 por 1. El "verde" hizo un mal primer tiempo, pero en el complemento se recuperó y rescató un punto.

Desde todo punto de vista fue un primer tiempo para el olvido. Sportivo no pareció haber entrado en juego. El cambio de último momento que ejecutó Domizi, con el ingreso de Nievas Escobar para resguardarse en el mediocampo, no resultó.

A Estudiantes, sin hacer demasiado ni mostrar grandes virtudes, le alcanzó para dominar todo. Supo como y donde hacer circular la pelota, para generarle problemas a la defensa "verde".

En este contexto, la rebeldía de Camisassa fue lo que más sobresalió en el elenco de barrio Alberione. De manera llamativa, sus compañeros eran al único que le reprochaban. Esas cuestiones de ser joven quizás.

Ya a los 9 minutos, Amieva puso en jaque a la defensa de Sportivo. El delantero de Estudiantes tuvo una clara con un cabezazo que se fue por arriba del travesaño. A los 12, Cosentino salvó de gran manera tras un tiro libre.

Pero no tardó en llegar la apertura del marcador. Se jugaban 17 minutos, cuando una nueva desconcentración en la última línea se pagó caro. Pelotazo largo, no llegó Matallía y Brian Cuello definió ante Cosentino.

No sirvió eso para que el "verde" se de cuenta de lo que estaba pasando. Poco cambió y los de Arzubialde continuaron sometiendo a gusto y placer. Por suerte Sportivo, solo hubo un gol de ventaja.

 

Cambio radical

Ya desde el vestuario Domizi trató de generar algo distinto. El DT supo ver que la variante que intentó no dio resultado, por eso mandó rápidamente a la cancha a Ramírez. Mazzola, amonestado y de una discreta primera mitad dejó el campo de juego.

El desconcierto a esa altura era tanta, que Gonzalo Ramírez y Nahuel Rodríguez discutieron tras una jugada y el árbitro Ejarque tuvo que frenar el partido para calmar las aguas.

Pasaron 8 minutos y Sportivo, sin jugar bien, tuvo una clara chance con un disparo de Ramírez, que Montoya envió al tiro de esquina. Pudo ser eso un atisbo de reacción, que tenía que tratar de capitalizar.

Y así fue. Ese fue el punto de inflexión. Sportivo pasó a ser el dueño del partido y mostró un cambio de actitud, que le sirvió para meter al equipo "puntano" en su arco.

El mejor en el primer tiempo, Braian Camisassa, tuvo su premio. A los 15'. Tras un centro de Francia, la defensa local quiso "tirar el achique", el lateral por la izquierda entró solo por el segundo palo y de cabeza puso la igualdad.

Capellino tuvo la oportunidad de concretar a los 23 minutos. Gran jugada elaborada del elenco de nuestra ciudad, que aprovechó el mal retroceso de la defensa de Estudiantes, pero el delantero no pudo ante Montoya.

Y a esta altura el empate ya no era justo. Ramírez, que entró de gran forma, fue el artífice de la levanta. Montoya salvó al dueño de casa y el arquero, con mucha experiencia, fue quien intentó frenar el andar de Sportivo.

Las situaciones de peligro se acumulaban una atrás de otra a favor de los dirigidos por Domizi. Solo le faltaba poder concretar y hacer caer la valla del exarquero de Belgrano de Córdoba.

Pero la mano milagrosa llegó en el otro arco. Es que Felice conectó una volea de zurda que tenía destino de red, aunque Federico Cosentino le privó el gripo al jugador ingresado en el complemento.

Final y punto que suma para Sportivo. Tenía que traerse algo de San Luis y lo consiguió. Ahora será tiempo de pensar en Racing el próximo miércoles.




SEGUI LEYENDO...

Menu