SEGÚN INMOBILIARIAS: PARA CONSERVAR INQUILINOS, LOS ALQUILERES NO SUPERARON A LA INFLACIÓN

Para 2019, inmobiliarias renovaron contratos aplicando reajustes menores al 30 %, indicaron.

Con el inicio del año es común que se produzca la renovación de contratos de alquiler y con ello la readecuación del monto a pagar mensualmente por cada inquilino.

A partir de la inflación superior al 40 % que se registró en 2018, muchos propietarios se inclinaron por adecuar el monto de los alquileres en un porcentaje inferior al crecimiento inflacionario con el objetivo de no perder inquilinos.

Esto fue confirmado por inmobiliarias de nuestra ciudad, desde donde aseguraron que gracias a la buena predisposición de los propietarios de inmuebles se pudieron conservar los alquileres, aunque para eso hubo que ceder en las pretensiones originales.

Además se tuvo en cuenta el reclamo generalizado de los inquilinos cuyos salarios crecieron muy por debajo del índice inflacionario durante 2018, lo que hubiera hecho prácticamente imposible afrontar una adecuación similar al crecimiento de la inflación.

Para 2019, las inmobiliarias renovaron contratos de locación aplicando reajustes que en la mayoría de los casos no superaron el 30 %, según informaron a LA VOZ DE SAN JUSTO, aplicado de manera parcial en dos o tres partes en el año.

En San Francisco, para una vivienda tipo considerada por un inmueble de dos habitaciones, con cochera, en un sector con todos los servicios, el alquiler no baja de los $11.000. Si bien se pueden encontrar propiedades de esas características a precios más baratos, estas se ubican en sectores más alejados del centro de la ciudad o carecen de algún servicio.

En lo que respecta a departamentos de un dormitorio, se pueden alquilar desde los $5.700 en adelante, a lo que habrá que sumar las expensas.

"Lógicamente los alquileres no pueden aumentar en función a la inflación porque el ingreso de los inquilinos tampoco aumentaron de esa manera", afirmó Fernanda Oldrino, de Oldrino Inmobiliaria.

No obstante, los propietarios al momento de hacer un cálculo de la inversión que tienen en el inmueble "consideran que los alquileres reditúan cada vez menos", indicó.

La prioridad siempre es "mantener el inquilino"

Desde las distintas inmobiliarias consultadas por este diario se coincidió en que en todos los casos se sugiere a los propietarios "mantener el inquilino dentro de la propiedad" para que ese inmueble se mantenga alquilado y de esa manera no permanezca cerrado durante mucho tiempo, con el consiguiente desgaste que esto ocasiona para una propiedad sin uso y que además durante ese tiempo no genera ninguna retribución económica.

Oldrino expresó que "en esto tiene que primar el sentido común ya que lo importante hoy pasa por mantener el inmueble alquilado. La situación económica de la gran mayoría de los inquilinos no es la misma que hace un año y eso se tiene que tener en cuenta".

Aumentos semestrales

Por su parte, Gustavo Previtera y Luciana Artero, de Inmobiliaria Premium, recordaron que una manera de atenuar el impacto de la actualización de los contratos de alquiler es apelar a los aumentos semestrales.

A partir del contexto inflacionario "comenzamos a manejarnos con aumentos semestrales" en los montos de los alquileres que para este período de tiempo ronda el 15 %, conformando un promedio levemente superior al 30 % anual, muy por debajo de los más de 40 puntos en los que se situó la inflación en 2018.

Previtera recordó que "cuando finaliza un contrato, el último semestre es el que queda más desactualizado y por eso siempre cuesta comenzar una renovación donde se nota el salto más violento en el monto a abonar".

Además remarcaron que "no es habitual" que al momento de renovar el contrato de alquiler no haya acuerdo y por ende la propiedad quede sin ocupantes. "Eso no es lo que sucede habitualmente y más en estos momentos donde ningún propietario quiere tener el inmueble desocupado. Si bien pasa, no es lo común", precisaron.

Al analizar el comportamiento del mercado de alquiler de inmuebles en la ciudad no dudaron en señalar que en San Francisco "hay una demanda muy superior a la oferta de propiedades".




SEGUI LEYENDO...

Menu