SABOR AGRIDULCE

Flavio Galoppo analizó la temporada de las "pingüinas" que se coronaron en Intermedia y Quinta categoría y fueron subcampeonas en primera división.

El desenlace del campeonato en primera división lo dejó triste, no es para menos, luego de sostener el liderazgo por largo tiempo en el Promoción B1, el título se le escurrió de las manos en la última fecha, pero lógicamente la penosa coyuntura está lejos de empañar la positiva temporada de Antártida Argentina en el hockey cordobés.

El entrenador "pingüino", Flavio Galoppo, en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO, aludió al año en que se logró el subcampeonato con el plantel superior y ambos títulos con las categorías Intermedia y Quinta, lo que se constituyó en un verdadero espejo para las divisiones inferiores.

 

-¿Quedaste con el sabor amargo de no conseguir el título en primera división pero a la vez satisfecho con lo realizado por el equipo en el año?

-Estuvimos a dos minutos de lograr el título, y lamentablemente no se pudo dar. Fue y es un momento duro para el cuerpo técnico y jugadoras, teníamos la ilusión y el material deportivo para obtener el campeonato. Pero no fue posible. Pienso que no se debe dejar de mirar hacia atrás y ver el camino que llevo al equipo a pelear por el título, fue más que satisfactorio y muy bueno.

 

-¿Qué rescatas del plantel?

-El plantel tuvo un inicio de temporada mala, hasta la quinta fecha en la que pudo ganar, y desde ese partido hasta el sábado disputaron 21 partidos, ganando 15, empatando 4 y perdiendo solamente 2.

Un plantel del interior de la provincia que luchó palmo a palmo con un poderoso de Córdoba como es Talleres y así mismo a través del buen juego, con la actitud y la modestia pudieron y lograron llegar al final con posibilidades.

 

-¿Hubo algo para reprocharse?

-En cuanto a lo personal seguro que si, pero en relación con el equipo todo lo contrario, es valorable sus ganas, la mentalidad, la ambición su compromiso y su buen juego. El equipo respondió al límite de sus posibilidades en cada juego.

 

-¿Que mensaje les dejarías a tus dirigidas?

-Fue un orgullo y una satisfacción haber estado este año con este grupo de jugadoras, jóvenes que tienen un enorme potencial aún para explotar. Que la competencia siempre da revancha y que la experiencia de este año es una instancia más de aprendizaje para el futuro.

 

-¿Cuales fueron las causas de esta buena temporada?.

-Hay diversidad de causales, la madurez deportiva y personal lograda por algunas jóvenes jugadoras que acumularon experiencia, los refuerzos, la cantidad de jugadoras que nos permitió tener más recambio y descansos, los estados de ánimo que iban influyendo a medida que fueron ganando que iba fortaleciendo la confianza y una buen convivencia entre las jugadoras.

 

-El balance cierra de manera positiva...

-Ahora es más difícil desde la tristeza, después de haber perdido el campeonato por tan poco, hacer un balance, pero creo que fue positivo desde lo deportivo por los títulos en Intermedia y Quinta el subcampeonato de Primera, y de lo que significó para las más chicas ver como las jugadoras de estas categorías jugaban y luchaban, y de la forma en que lo hacían para llegar al objetivo que se habían propuesto. Las jugadoras fueron un gran ejemplo el cuál es el camino a seguir dentro del club.

 

-¿Deseas agregar algo más?

 -Aprovecho esta oportunidad para hacer un reconocimiento al trabajo de Nico Racca y Franco Nicoli, a las jugadoras desde 6ta a 1ra categoría, a Mónica Morgan por sus aportes como capitana y jugadora y al plantel de caballeros de Antártida por elevar el nivel competitivo y físico del equipo. Y a Nancy que está en el día a día acompañando a los "profes".

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu