RÍO CUARTO: GOLPEÓ Y ABUSÓ DE SU HIJASTRA, PERO QUEDÓ EN LIBERTAD

La pena es de tres años con ejecución condicional. La víctima tiene 10 años. "Yo debo ser imparcial", dijo el juez Emilio Andruet.

Una sentencia judicial produjo un revuelo en la ciudad de Río Cuarto cuando el juez Emilio Andruet impuso una pena de tres años, con ejecución condicional, luego de comprobar que el padrastro de una niña de 10 años incurrió en el delito de lesiones leves, calificadas por violencia de género (reiteradas), y abuso sexual simple, agravado por la situación de convivencia preexistente.

El fallo, que será apelado por la Fiscalía, aplicó el mínimo de la pena previsto.

"Esto forma parte de la sensación de la sociedad con estos casos. Hace 10 años que soy juez de cámara y no es la primera vez que juzgo casos como estos. Se probó el hecho pero como juez debo ser imparcial y no tomar parte por una cuestión u otra más allá de que sea una tema sensible. Lo encontré culpable y lo condené. Para poner las sanciones, entendí que era un primario y que no tenía antecedentes ni otras cuestiones para valorar en contra. Él estuvo detenido ocho meses y entendí que era la pena justa", justificó ante Cadena 3 Andruet.

Al ser consultado sobre por qué aplico tres años como penas mínimas cuando el fiscal había solicitado seis, el juez explicó: "Hay una confusión en la sociedad de Río Cuarto. Los delitos por los que ha sido condenado este sujeto tienen como mínimo tres años y no seis".

Por otra parte, detalló que los informes del perito detectaron que las lesiones "eran leves". "El hecho es aberrante pero yo soy juez y debo ser imparcial. Debo manejarme con la prueba y con lo que hay en el expediente", agregó.

 

Repudio

Después de que se diera a conocer la causa, gran parte de la sociedad de Río Cuarto repudió la decisión del juez.

"No estamos pidiendo que haga un juicio a favor de lo que la sociedad piense. Entiendo lo que él plantea pero con esa excusa en Río Cuarto estamos teniendo una serie de juicios sin perspectiva de género a donde se miden las cosas con otra vara. Casos en donde mujeres se han visto violentadas y los jueces usan excusas como que el agresor era un hombre de trabajo o que la chica no se portaba bien", dijo Carolina Tealdi, miembro de Mujeres con Voz Río Cuarto.

Finalmente, Tealdi confirmó que desde la organización acompañarán la apelación de la resolución y se mostró disconforme con la pena aplicada por el juez.

"Podría haber puesto una pena más grande. Esto que dice que fue la pena que le correspondía porque no tenía antecedentes es difícil de ver porque sólo el 5% de los casos hay sentencia y se crean antecedentes. Tenemos una gran cantidad de situaciones que ni siquiera llegan a juicio. La misma madre de esta joven había tenido a sus hijos prematuros por los golpes". detalló.




SEGUI LEYENDO...

Menu