POR PRIMERA VEZ EN 9 AÑOS: LAS CONSULTAS POR VASECTOMÍAS SUPERARON A LAS DE LIGADURAS

Las consultas sobre vasectomías a la línea gratuita sobre salud sexual de la Secretaría de Salud de Nación superaron en 2018, por primera vez en 9 años, a las que se hicieron sobre ligadura de trompas, según datos suministrados por ese organismo.

El servicio telefónico 0800saludsexual se habilitó en 2010 y el año pasado recibió 580 llamados solicitando información sobre ligadura de conductos deferentes o vasectomía, mientras que fueron 354 los relacionados con ligadura tubaria.

Según el recuento oficial, la tendencia se mantuvo en enero de este año, donde hubo 58 consultas sobre el método anticonceptivo masculino y 27 sobre el femenino.

"El crecimiento sigue y creemos que es gracias al trabajo que venimos haciendo en las consejerías de salud sexual y reproductiva", dijo a Télam la ginecóloga Silvia Oizerovich, directora de Salud Sexual y Reproductiva (SSyR) de Nación.

La médica explicó de qué se trata la vasectomía: "Es una práctica quirúrgica que impide que el espermatozoide llegue desde el pene a la vagina. Se interrumpe el trayecto. No se afecta ni el deseo sexual, ni la erección. Y hay líquido seminal sin espermatozoides".

Gratuita en todo el país

La práctica para hombres es gratuita en el país desde 2006, cuando entró en vigencia la ley 26.130 que norma el Régimen para las Intervenciones de Contracepción Quirúrgica.

Sin embargo, las cifras oficiales indican que sólo 142 hombres se hicieron una vasectomía en 2017, último dato con el que se cuenta.

El año pasado, el periodista Leonardo Castillo decidió recurrir a este método contraceptivo ya que su esposa convive con trombofilia, perdió tres embarazos y el tratamiento para tener a su segundo hijo fue invasivo y doloroso.

"Ella no puede tomar anticonceptivos ni colocarse el dispositivo intrauterino (DIU), ya que son métodos que liberan hormonas y generan que la sangre se vuelva espesa, lo que repercute negativamente en el cuadro de una paciente con trombofilia", contó a Télam.

Y, añadió que "durante años yo usaba preservativos pero me di cuenta que debía dar un paso más en mi compromiso hacia mi pareja, y después de algunas postergaciones decidí operarme. Tengo dos hijos adolescentes y no quiero volver a ser padre".

"No cambia nada"

La misma decisión tomó en enero último el arquitecto Joan Manuel Gorga, de 40 años y padre de de dos niños, quién relató el proceso en su cuenta de Twitter, historia que se viralizó.

"Recibí en el último mes más de 500 mensajes. Me preguntaron si dolía, si cambia la sensación, si el sexo sigue igual, si las erecciones siguen igual, si el semen cambia. No cambia nada", señaló a Télam el hombre que, entre risas, reconoció que se convirtió en consultor en redes sobre el tema, pero aclaró "siempre tienen que consultar con el médico o a la línea de teléfono de SSyR".

A Gorga le llamó la atención "la cantidad de comentarios" que recibió "por la resistencias que tienen los urólogos a hacer la vasectomía".

Por eso, la directora de SSyR consideró "importante" que la información sobre el método "esté disponible también en los consultorios de medicina generalista y familiar".

Para Oizerovich, la práctica no es habitual porque "hay una cultura que hay que cambiar relacionada a que el cuidado anticonceptivo tiene que ser responsabilidad de las mujeres. A medida que vamos tomando los derechos sexuales como derechos humanos, entendemos que una decisión informada y el compromiso de todas las personas, nos hace una mejor sociedad".

En ese sentido, Castillo aseguró que "no quiero que me den una medalla y me feliciten por lo que hice, pero entiendo que la anticoncepción es responsabilidad del hombre. Y acá estoy, disfrutando sin problemas ni complejos de mi vida en pareja".

Para Gorga, "el cuidado de la concepción es responsabilidad de la pareja, pero curiosamente, excepto los preservativos, los métodos anticonceptivos son responsabilidad exclusiva de la mujer y son sus organismos los que tienen que lidiar con ellos".




SEGUI LEYENDO...

Menu