POR CUARTO MES CONSECUTIVO LA INDUSTRIA TRABAJÓ EN MARZO A MENOS DEL 60% DE SU CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN

Los sectores más afectados por la caída de la demanda fueron el automotriz; metalmecánica; caucho y plástico; textil; y de alimentos y bebidas.

Para el promedio de la industria el índice general dio cuenta de un grado de utilización de la capacidad máxima técnica de producción por debajo del 60%, apenas 57,7%, al cual cayó en diciembre 2018, cuando muchas empresas optaron por las paradas habituales de mantenimiento anual de las plantas, y luego continuaron en enero y febrero con el recorte de la jornada laboral por vacaciones.

Pero ya desde marzo, al sostenerse la retracción de la demanda, principalmente la interna, mientras que la de exportación no alcanzó para neutralizar ese efecto, en particular en la relevante rama automotriz, varias empresas se vieron forzadas a programar suspensiones de personal.

El bloque de alimentos y bebidas registra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 55,7%, en marzo de 2019, inferior al de marzo de 2018 (63,3%). El menor nivel de utilización del bloque se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, lácteos, carne vacuna y en los productos de confitería.

La industria automotriz registra, en marzo de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 35,0%, inferior al de marzo de 2018 (58,2%), originado en la menor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices.

La industria metalmecánica excepto automotores registra, en marzo de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 43,1%, inferior al de marzo de 2018 (54,3%). La menor utilización de las plantas se origina principalmente en las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico

 
Características generales

El indicador de la utilización de la capacidad instalada en la industria mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial.

El relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas. Para su cálculo, se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada.

Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas, empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad.

El actual informe utiliza la ponderación de la estructura porcentual del valor agregado bruto a precios básicos de la industria manufacturera, correspondiente al año 2004 (año base vigente), publicado por la Dirección Nacional de Cuentas Nacionales. Se presentan datos –expresados en porcentaje– del nivel general de la industria y de los bloques sectoriales que la componen.

 




SEGUI LEYENDO...

Menu