PESE A TENER CORONAVIRUS, DONALD TRUMP SALIÓ DEL HOSPITAL A SALUDAR A SUS SEGUIDORES

Recorrió en camioneta las inmediaciones del centro de salud, donde una multitud le expresaba su apoyo. "Les voy a dar una pequeña sorpresa", había anticipado en las redes sociales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, salió este domingo del hospital donde se encuentra internado por coronavirus para dar un paseo en camioneta y saludar a sus seguidores. "A los patriotas que están ahí afuera flameando banderas con mi nombre, les daré una pequeña sorpresa", había anunciado el mandatario minutos antes en las redes sociales.

Luego de que los doctores informaran en las últimas horas que "evoluciona bien", Trump publicó un video en Twitter en el que habló brevemente sobre su estado de salud y anticipó su salida del hospital Walter Reed, ubicado en las afueras de Washington.

"Estamos recibiendo reportes muy buenos de los doctores. Quiero agradecer a las enfermeras y a los médicos de este increíble hospital", comenzó el mensaje grabado desde el centro de salud.

Más tarde, el jefe de Estado se dirigió a la multitud de seguidores que permanecen en las inmediaciones del Walter Reed para expresarles su apoyo. "También creo que vamos a darle una pequeña sorpresa a algunos de los grandes patriotas que están ahí afuera desde hace un largo tiempo, quienes tienen banderas de Trump y aman a nuestro país", adelantó.

Finalmente, aseguró que "aprendió mucho sobre COVID" luego de "haber ido a la verdadera escuela". "Esta es la escuela real. Esta no es la escuela de 'vamos a leer libros'. Lo entiendo y es algo muy interesante. Mientras tanto: amamos a Estados Unidos y lo que está sucediendo. Gracias", sostuvo.

Poco después, salió del hospital para concretar su visita sorpresa a los partidarios que estaban reunidos afuera del establecimiento. Medios internacionales lo fotografiaron a bordo de una camioneta negra con una mascarilla, mientras saludaba a los simpatizantes.

Horas antes del contacto entre mandatario con sus seguidores, y en medio de numerosos rumores sobre su estado de salud, el médico de la Casa Blanca, Sean Conley, había dicho que "el presidente continúa evolucionando bien, habiendo logrado un sustancial progreso desde el diagnóstico". No obstante, advirtió que "aún no está fuera de peligro".

Según la agencia EFE, el equipo de doctores a cargo del cuidado de Trump desde el viernes confirmó las mejorías en el cuadro, y aunque el republicano registró una segunda caída en sus niveles de oxígeno, afirmaron que solo mostró síntomas leves de la enfermedad.

Ante esta situación, los médicos anticiparon este domingo que el Presidente podría abandonar el hospital el lunes y seguir su tratamiento con antivirales y esteroides en la Casa Blanca.




SEGUI LEYENDO...

Menu