PADECIÓ, PERO ESTÁ ADENTRO

Sportivo Belgrano logró clasificar anoche a la ronda campeonato del Federal A. El empate sin goles frente a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y una combinación de otros resultados le otorgaron el pase, pero su imagen, fue muy pobre.

Sportivo Belgrano logró clasificar anoche a la ronda campeonato del Federal A. El empate sin goles frente a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y una combinación de otros resultados le otorgaron el pase. Por eso, la noche terminó con festejo en barrio Alberione. Sin embargo, debió sobrellevar 90 minutos de fútbol en los que se vio superado por su rival, en los que no halló aquellas respuestas que le permitieron llegar a esta nueva instancia.

El cero castigó más a la visita que al "verde". Por extensos pasajes el "granate" ganó en todas las instancias del juego, pero careció de puntería y terminó conformándose con el punto que le sigue brindando la chance de acceder al grupo de privilegio. 

Un suspiro de alivio pareció palparse en la afición cuando Ranciglio pitó el final del primer parcial. El  empate en cero fue demasiado premio para un Sportivo errático que, durante largos pasajes, sucumbió ante el mejor juego y la movilidad de los jugadores visitantes.

Los padecimientos "verdes" comenzaban desde la salida. Nunca pudo ser clara. Por instantes, debido a la presión de los delanteros "granates". Durante otros, por las imprecisiones en las entregas luego de los primeros pases. Es que Sportivo, al no progresar con la pelota dominada desde su campo, abusó del pelotazo para Aróstegui, bien controlado por el moreno Zules.

Por el contrario, en el momento en que se hacía del balón, los medios y delanteros bonaerenses se lanzaban a ocupar espacios y a asociarse, teniendo como eje a dos habilidosos como Grandis y Castro, quienes con estocadas precisas le dieron varios dolores de cabeza a la zaga "verde".

Mientras durante largos pasajes Sportivo no encontró el camino -solo un disparo de Francia después que Aróstegui bajara una pelota llovida puede contabilizarse como aproximación al arco de Olivera-, el dominio visitante fue haciéndose más ostensible luego de los 15' iniciales. En 5 minutos dispuso de tres ocasiones netas para convertir, ahogadas por malas definiciones. Coronel tuvo la más clara cuando solo en el punto del penal elevó su remate. Pero también Castro no pudo dar la estocada final luego de una gran jugada individual. El mismo jugador fue atorado por Portigliatti segundos más tarde y no alcanzó a conectar. Esos instantes furiosos y el remate en el palo que estrelló Leguizamón sobre el final fueron suficientes como para tomar nota de que la mejor noticia para los de Giaccone fue que a la supremacía bonaerense le faltó el gol.

La tónica no varió sustancialmente tras la reanudación. Defensores insistió con sus argumentos y Sportivo no encontró los suyos. Portigliatti reafirmó su responsabilidad en el cero en su arco cuando desvió de manera estupenda una pelota enviada por Castro desde inmejorable posición y más tarde consiguió desbaratar de última una gran jugada de Coronel cuya velocidad había sido demasiada para Chaves y Rodríguez.

Algo debía cambiar para torcer una historia que parecía destinada hacia una derrota. Y Giaccone hizo saltar a la cancha a Bareiro. Su ingreso equilibró las cargas en el medio y Sportivo comenzó a respirar un poco más aliviado. Contribuyó a ello que la visita se fue quedando sin piernas en la agobiante noche sanfrancisqueña. Así, alguna escapada de Muller o un tiro libre de Francia obligaron a que Olivera tuviese algo de trabajo. Es más, en la última jugada del partido, Mignaco le birló la pelota de última al 10 "verde" cuando éste se aprestaba a fusilar al arquero.

En el balance final, la alegría por la clasificación obtenida dejó atrás la zozobra de un partido al que Sportivo no le encontró la vuelta y que obliga a mejorar la imagen futbolística de cara a lo que se vendrá el año próximo.




SEGUI LEYENDO...

Menu