NUEVOS CORTES DE CARNE Y PLATOS DE LA ABUELA EN CUARENTENA

El asado quedó en el olvido y ahora, los cortes que dejamos de consumir años atrás volvieron en el confinamiento.

"El tiempo en casa nos permitió volver a consumir cortes que dejamos en el tiempo", afirmó la licenciada en Economía Eugenia Brusca, miembro del área de Promoción Interna de carnes IPCVA.

Cortes como el osobuco, la arañita, la entraña, la rueda; aquellos que nos resultaban raros, volvieron en estos días de confinamiento donde todo se reiventa. "Pasa esto porque la gente tiene acceso a internet para hacer platos diferentes y no siempre lo mismo".

"La picada, por ejemplo, volvió al furor del consumo porque los jovenes quieren comer las hamburguesas gourmet que no pueden ir a las hamburgueserías", aseguró Brusca. "El 26% se stockeo de carne vacuna durante la cuarentena pero ahora, las compras son esporádicas para no circular por la calle". Según informan desde el IPCVA, el aumento de carne es del 3%, marcando un 54% anual, lo que es positivo para el sector cárnico.

Remarcó que "la cuarentena es una buena oportunidad para que el consumidor redescubra algunas recetas con cortes vacunos no tradicionales". En la actualidad no se come caracú en puchero, "el osobuco se cocina a las finas hierbas..." Brusca destacó que "la versatilidad, la facilidad de preparación y el tiempo que demanda su cocción son ventajas de la carne reconocidas por los consumidores" en la encuesta referida. Expone que la vorágine del día a día no permitía a los más jóvenes dedicarle el tiempo cotidiano a cada uno de sus platos, como sus padres y abuelos, pero ahora que la "comida rápida", la "comida en la oficina", o "fuera del hogar" se han restringido, la cuarentena modificó la forma de relacionarse con la cocina.




SEGUI LEYENDO...

Menu