NOVARA: “FUE UNA ETAPA MUY DURA”

El piloto de Bauer y Sigel analizó junto a LA VOZ DE SAN JUSTO la séptima etapa del Rally Dakar que unió La Paz y Uyuni, en territorio boliviano.

El Dakar arribó a Uyuni y completó toda una expedición. Los turistas de todo el mundo que acuden allí inmortalizan su visita con fotografías que juegan con la perspectiva: en el salar más grande del mundo, la tierra, el cielo y la línea del horizonte se confunden.

Justamente hacia allí se dirigieron los pilotos del Rally Dakar para completar la séptima etapa que comenzó en La Paz y que fue una de las más duras de esta edición.

Fueron 425 kilómetros cronometrados con frío por la mañana y calor por la tarde en la altura boliviana, pero, además, los pilotos recorrieron 302 kilómetros de enlace en esta etapa "maratón" (implica que los corredores no pueden contar con asistencia técnica y ellos mismos deben arreglar sus vehículos antes de partir hacia Tupiza).

Hasta allí llegó el oriundo de Bauer y Sigel Pablo Novara, quién tras culminar con mucho esfuerzo está etapa, habló con LA VOZ DE SAN JUSTO: "Estoy feliz, una etapa muy dura, una jornada muy cansado, llegar a Uyuni es una bendición, es una etapa donde cada vez que pasaba algo, en vez de pensar que había pasado, se venía algo peor, basta decía, quiero terminar, estoy muy cansado, dejamos la tranquilidad de la primera parte para llegar a este salto tan duro, yo creo que es cuestión de adaptase a cada etapa y seguir adelante" comentó.

"Por suerte mí cuadri llegó en perfectas condiciones, ahora solo me queda recuperarme a mí, estoy muy agotado, tengo que pensar en mañana donde intentaré hacer la nueva etapa de la mejor manera, si en esta nueva etapa sale bien, creo que vamos a llegar bien a final" siguió diciendo.

Llegar a Uyuni ha sido hasta el momento una de las etapas más duras, incluso a las adversidades del terreno, acompañó una fuerte lluvia: "La lluvia jugó un duro papel, en la largada no llovía, pero después se complicó por el barro, el barro atrasó todo, tuvimos que andar en la huella de los camiones, muy complicado, ha sido un gran y duro día" sostuvo el oriundo de Bauer y Sigel.

Por último, Novara expresó sus sensaciones de ser parte de esta extrema competencia: "Tengo muchas ganas de seguir, es una bendición estar acá, me está gustando mucho este Dakar, ojalá pueda terminar todo en perfectas condiciones, ahora buscaré llegar a Tupiza, después regresar a tierras argentinas, eso será hermoso, pero ahora la mente es estar etapa a etapa, estoy feliz por este esfuerzo, muy contento, el objetivo es ir lento, pero llegar a Córdoba y terminar la competencia" finalizó diciendo.

 

Sainz se quedó con la 7ª etapa

 

El español Carlos Sainz (Peugeot) pasó ayer a comandar el Rally Dakar al ganar la séptima etapa entre La Paz y Uyuni, en territorio boliviano, y aprovechar una avería técnica del coche de su compañero de equipo, el francés Stephane Peterhansel.

Para recorrer los 425 kilómetros cronometrados, Sainz empleó 4h. 24m. 23s., dominando por 11m. 21s. al sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) y por 13m. 51s. al tercero, el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota).

Un desperfecto en el Peugeot de Peterhansel, producido en el kilómetro 186, cuando sufrió la rotura del triángulo de suspensión, ocasionó una demora de una hora y 43 minutos, según reprodujo un cable de la agencia Dpa.

De esta forma, Sainz aprovechó la contingencia para pasar a comandar la clasificación, con un tiempo acumulado de 21h. 41m. 38s., con una diferencia de 1h. 11m. 29s. sobre el qatarí Al Attiyah y de 1h. 20m. 54s. de ventaja sobre el sudafricano De Villiers, quien está tercero en la general.

La lluvia y el barro se convirtieron en escollos naturales por lo que la séptima etapa resultó extenuante para muchos pilotos.

En la división motos, el francés Adrien Van Beveren (Yamaha) comanda la clasificación general, con 3 minutos 14 segundos de ventaja sobre el salteño Kevin Benavides (Honda), que hoy llegó tercero en la etapa, a 8m. 02s. del español Joan Barreda Bort (Honda), cuya continuidad en la prueba quedó en duda, a partir de una dura caída que sufrió en el último tramo y que le reportó un fuerte esguince en la rodilla izquierda.

La octava etapa se correrá hoy domingo entre Uyuni-Tupiza, en el sur de Bolivia, bajo la modalidad maratón y sin asistencia técnica. Será la más larga de esta edición 2018 del Dakar con 498 kilómetros cronometrados.

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu