“NO VAMOS A HACER LA DENUNCIA PORQUE TENEMOS MIEDO”

Rosa Gallegos, mamá de Cristian, el joven agredido a patadas en un partido de una liga amateur de fútbol, contó a LA VOZ DE SAN JUSTO cómo está su hijo y lo que pudo saber sobre aquella tarde.

Cristian Robledo jugaba un partido de fútbol el pasado sábado por la tarde en la Liga del Este (amateur) de nuestra ciudad. En el medio del juego, una discusión típica de los encuentros derivó en una batalla campal de la que salió gravemente herido.

Desde ese día y tras convulsionar dos veces, está internado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital "J.B. Iturraspe" por un traumatismo de cráneo. Allí están permanentemente sus familiares y amigos que le auguran una pronta recuperación.

Una de las más fuertes es Rosa Gallegos, su mamá, que acongojada por lo sucedido pero con la fe y esperanza más firme que nunca contó a LA VOZ DE SAN JUSTO lo que pudo ir conociendo en las últimas horas sobre lo sucedido esa tarde.

"Era una discusión entre dos personas y entraron otras que saltaron el alambrado. Nadie lo pudo defender porque cada jugador tenía 3 o 4 que los golpeaban. Mi hijo se llevó la peor parte", contó Rosa sobre el partido que Robledo jugó en barrio La Milka.

La mujer resaltó que Cristian "es un chico trabajador que no tiene problemas con nadie" y que solo esperan que el joven se reponga.

 

 

 

Brutal agresión

Cristian discutió con un compañero y según se pudo conocer, "barras" de barrio San Javier "se metieron a la cancha" y comenzaron a pegarles a los jugadores del equipo del joven.

Si bien hubo otros jugadores con lesiones Robledo fue el que se llevó la peor parte porque le propinaron "muchas patadas" en la parte derecha cabeza que le causaron un severo traumatismo de cráneo.

"Él tuvo una convulsión después que lograron sacarle a las personas de encima y no perdió el conocimiento. Sus amigos le dijeron que lo iban a llevar al hospital y antes de ingresar volvió a convulsionar y fue ingresado en la UTI", narró su madre.

 

 

 

Temen represalias

Gallegos dijo que aunque fueron consultados por distintas personas decidieron que no realizarán ninguna exposición en la Policía porque temen que después "quieran vengarse" las personas que golpearon al joven de 30 años.

"Nosotros no queremos hacer la denuncia. Tenemos miedo que estas personas que lo golpearon vengan a casa de Cristian o a la nuestra a tomar represalias", agregó Rosa angustiada.

De todas maneras, comentó que según lo que le informaron desde la Liga Amateur "ya estarían identificadas las personas que más se ensañaron pateando a Cristian" y por eso pidió que cualquier dado lo aporten y consideró que "ellos deberían denunciar" porque "tienen algún grado de responsabilidad".

Rosa describió cómo atraviesan este momento e hizo hincapié en la personalidad del joven herido, papá de una niña de 2 años: "Por el momento solo nos concentramos en que Cristian se ponga bien. Ninguno de mis hijos ni yo tenemos malos antecedentes. Es un chico trabajador que siempre le gustó el deporte y era boxeador".

 

 

 

"Hay que esperar"

Según lo informado desde el Hospital Iturraspe, Robledo presenta un traumatismo de cráneo grave y está en coma farmacológico (inducido) con asistencia respiratoria.

Además se le está haciendo un "monitoreo de la presión intracraneana para tener control del edema cerebral que presenta".

"Hay que tener paciencia pero los médicos nos dijeron que los reflejos y pupilas están bien, la presión está cediendo lentamente pero no está estable. Puede haber otros coágulos que vayan apareciendo con el correr de las horas. Nos dijeron que si eso comprometiera un área del cerebro habría una cirugía", aseveró Rosa tras el último parte médico.

Gallegos agradeció también "a los médicos y a todo el personal del hospital por la atención" y concluyó diciendo: "Eso me da dentro de la tristeza que tengo orgullo porque no puede ser que por unos inadaptados, sin códigos movidos no sé por qué saltaron el tejido para meterse".




SEGUI LEYENDO...

Menu