MURIÓ UNA MUJER EN CONCORDIA TRAS SOMETERSE A UN TRATAMIENTO ESTÉTICO

Claudia Bertoldi se descompuso mientras se realizaba una sesión de carboxiterapia en su centro de estética. Su familia inició una demanda a los por mala praxis a quienes le realizaron el tratamient

La mujer llamada Claudia Bertoldi había iniciado un tratamiento estético de carboxiterapia en un centro de kinesiología de Concordia, en Entre Ríos. Durante la segunda sesión, se descompensó y murió tras ser trasladada a un sanatorio local.

La carboxiterapia es una técnica antigua, que gracias a los avances tecnológicos, fue modificada y se convirtió en uno de los tratamientos más efectivos para el tratamiento de adiposidad localizada, flacidez, celulitis, arrugas faciales, ojeras, alopecia y tratamientos coadyuvantes de otras técnicas, como lipoaspiración.

Martín Núñez, el fiscal a cargo de la causa dijo: "Por razones que se tratan de establecer, durante el tratamiento, la persona se descompensó y fue derivada al Sanatorio Garat, donde falleció a la media hora de haber ingresado, lo que motivó al esposo a realizar una denuncia por mala praxis, ya que considera que no tenía dolencia física ni patología previa que llevase a este desenlace".

 

Claudia mamá de tres chicos, de 21, 13 y 5 años. Había decidido iniciar esta terapia, que no tiene mayores contraindicaciones, para mejorar el aspecto de su celulitis. 

 

El esposo de la mujer hizo una presentación en los tribunales de Concordia, donde expuso que Bertoldi murió en un sanatorio, al cual fue derivada tras sufrir una descompensación: "Se estaba haciendo un tratamiento estético, y en su segunda sesión se descompensó, una ambulancia la trasladó al Sanatorio Garat pero no hubo forma de reanimarla y murió".

 

El fiscal adelantó que la semana próxima continuarán realizando pericias en el centro de kinesiología para determinar "si el lugar y los médicos estaban habilitados, y si era de su incumbencia la terapia que le realizaban".

 

"En la primera impresión parece estar habilitado, son profesionales conocidos, tenían los títulos en la pared y las matrículas en la puerta del local céntrico, pero debemos esperar la información del Ministerio de Salud", afirmó Núñez.

 

La justicia ordenó el allanamiento al lugar donde se secuestraron computadoras, los DVR de las cámaras de seguridad, la aparatología que se utilizó para la terapia. Además, agendas y otros elementos de interés.

 

En cuanto a la autopsia, los resultados, sumados a los análisis de sangre y de distintos órganos, tejidos y fluidos, también "estarán la semana próxima, y allí podremos saber la causa" de la muerte.




SEGUI LEYENDO...

Menu