"MUCHOS JUGADORES SE HAN POTENCIADO Y TIENEN PROYECCIÓN"

El entrenador de la primera local de Sportivo Belgrano, Martín Dell' Avanzatto, dialogó con LA VOZ DE SAN JUSTO y realizó un balance sobre la temporada de sus dirigidos, que fueron subcampeones de la Liga Regional de Fútbol.

Pensante y sereno, pero sobre todo orgulloso porque sus dirigidos desplegaron, un año más, fútbol en estado puro en las diferentes en las canchas de la región. Martín Dell' Avanzatto, el entrenador de la primera local de Sportivo Belgrano que fue subcampeona de la Liga Regional por segundo año consecutivo, expresó que "muchos jugadores se han potenciado y tienen proyección, pero no deben parar su desarrollo".

En diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO, el DT de la "Verde" realizó un balance de la temporada, se refirió a los jóvenes valores de la institución y al noble funcionamiento demostrado por el equipo a lo largo del 2019: "me llenaron los ojos, me encanta verlos jugar", afirmó.

 

¿Qué balance haces de esta temporada, en términos individuales y colectivos?

El protagonismo es una obligación para el club. En base a eso nos van a mirar. Si somos protagonistas nos van a ver, si no lo somos, no. En términos colectivos el año fue muy bueno. En estos días estuve editando algunos goles y me llenaron los ojos, me encanta verlos jugar. Hubo goles de diferentes características, utilizando muchos conceptos. Ahí es donde se ve el resultado del día a día.

Individualmente vi jugadores que se han potenciado mucho. Me sorprendió mucho Nicolás Moreno lo creció. Dejó de ser un jugador que solo se desempeñaba por la banda, comenzó a jugar suelto o como 9 y terminó jugando nuevamente por la banda atacando los mismos espacios que atacaba jugando por dentro.

"Nico" es uno de los casos entre muchos otros. Alan (Bert) fue otro fiel exponente de esto. Cuando llegué al club era solamente enganche y hoy es volante, tiene diversidad de juego. Hay chicos como (Damián) Peralta, (Tomás) Rossi y (Martín) Argüello que se han adaptado muy bien. Lo mismo con (Ricardo) García, que tiene mucho para dar, hay que esperarlo que va a seguir creciendo desde lo físico y desde su cabeza. Hay muchos jugadores que individualmente se han potenciado y tienen proyección pero no deben parar su desarrollo.

En el año en el club tuvimos un cambio dirigencial y de coordinación y se siguió mejorando, antes con Fernando (Komorovski) y ahora con "Juanma" (Aróstegui), el desarrollo es siempre ascendente.

 

-Hubo una base de jugadores a la que se sumó una nueva camada juvenil, ¿cómo viste su inserción en el equipo en esta búsqueda de seguir ofreciéndole alternativas al plantel profesional?

Es eso, seguir ofreciéndole alternativas, seguir dándoles minutos a los jugadores. Sabemos que todos los años nuestra primera local sufre cambios obligados, algunos jugadores se van al plantel profesional o a otro club y llevan jóvenes que venían pidiendo pista y empiezan ciclos. Hay que darles lugar a los jugadores que van subiendo.

 

-Más allá de ser un equipo joven, muchos de los jugadores de Sportivo ya contaban con finales y partidos decisivos en el lomo...

Así es y muchos de los chicos más grandes que tenemos en el plantel (el más grande de ellos tiene 22 años) pudieron continuar con nosotros porque jamás pararon su desarrollo y eso los llevó a ser totalmente competitivos.

Sí, se perdieron dos finales pero para llegar a jugarlas se ganaron otras, son jugadores ganadores que no pudieron coronarse. Para llegar a jugar esos partidos ganaron de local, de visitante, en canchas durísimas.

No es fácil llegar a los 21 años jugando al fútbol, estudiando o trabajando a la vez. No es lo mismo que un chico de 17 años que juega y está terminando el secundario, son responsabilidades diferentes y por eso es sumamente valorable que en esta etapa se sigan dedicando de esta manera y ello genera el sentido de pertenencia hacia el grupo y el club.

Cuando uno ve todo lo que dieron para llegar, para mantenerse y tratar de tener oportunidades arriba (en el equipo del Federal A) siento un orgullo inmenso por ellos. Algunos no tuvieron la posibilidad pero es parte del fútbol.

 

-En estos tres años en el club te tocó ser entrenador de una primera división pero a la vez entrenador formador...

Desde lo personal considero que crecí muchísimo en estos años en el club. No soy el mismo que cuando llegué, siento que voy creciendo.

Mi función es darle la última horneada para que suban, para que estén. No es fácil. A veces les toca subir y volver a bajar, hay que estar encima de eso, abrirles los ojos, darles el último empujoncito hasta que en un momento los dejás solo y saben cómo desempeñarse en un plantel profesional.

 

-¿Demanda de mucho trabajo desde lo mental?

Es importante lo mental, la personalidad, aprender y abrirse a otras conducciones. Siempre les digo, cuando están conmigo deben adaptarse a la conducción mía pero cuando saltan al plantel profesional deben adaptarse a la conducción del DT que está arriba. Todo eso se hablar para aconsejarlos y que puedan crecer.

 

-¿Qué te dejó este equipo a lo largo de la temporada?

Satisfacción, orgullo, me llenó los ojos de fútbol. No solo en cuanto a fútbol sino también en cuanto a actitud, en revertir situaciones adversas. El contexto no siempre fue favorable. A los chicos les tocó soportar resultados malos y los revirtieron.

 

¿Qué sentiste al ver la cantidad de gente que los apoyó en los partidos finales?

En estos tres años en el club vi muchos cambios del hincha. Al principio vi un hincha al que le saba satisfacción vernos en la pelea. Al año siguiente, un hincha al que la satisfacción pasó a ser sentido de pertenencia por los chicos y este año vi que el hincha ya se sentía identificado, que lo siente, que los aplaudía, que los identificaba este equipo.

 

-¿Cómo te imaginas en el futuro?
Estar dentro del proyecto siempre es bueno, me encantaría seguir.

La importancia de las variantes tácticas en la formación

En medio de la amena charla entre este medio y Dell' Avanzatto, emergen otro tópico por fuera del balance de la temporada: el meramente futbolístico. Conceptos, variantes tácticas, adaptaciones a diferentes contextos de partido. Todo ello fue repasado por el DT de la "Verde".

 

-A lo largo del torneo se vio un Sportivo con una gran cantidad de variantes conceptuales y tácticas. ¿Qué te generó el ver en cancha todo lo trabajado en el día a día?

El equipo me dejó un sentido de pertenencia enorme hacia el plantel. Le agarré un aprecio inmenso al grupo porque no todo es color de rosa, hay trabajo y mucho en el medio. Hay muchas dicotomías en el ida y vuelta técnico-jugador. Ver que el jugador acepta y crece me deja orgulloso, saber que ellos crecieron sobre errores y virtudes propias.

 

-En lo futbolístico fueron dos equipos diferentes a lo largo de la temporada, uno mucho más directo sin la presencia de Bert y otro de mayor posesión con él, ¿cómo se adaptaron a estos cambios los jugadores? ¿Es importante manejar variantes tácticas en la etapa de formación?

Más diversidad de juego conozcan, tengan y puedan ejecutar, más fácil se les va a hacer la adaptación a cualquier conducción. El fútbol argentino tiene muchas variantes en ese sentido. En Boca, por ejemplo, se terminó un ciclo de 4-3-3 y comenzó otro de mayor austeridad, un tanto más defensivo, y el jugador debe adaptarse o queda afuera.

Acá no estamos ajenos a eso, es un condicionante sobre el cual debemos trabajar y posibilitar que el jugador se adapte a los diferentes contextos que se le van a plantear.

Parte de la adaptación que tuvo el equipo a lo largo de la temporada es el trabajo día a día. Nosotros la final la jugamos 4-3-3 en Morteros y 4-4-1-1 en San Francisco. Si vamos a los números, el 4-3-3 parece más ofensivo pero fue al revés, en el 4-3-3 fuimos más defensivos y en el 4-4-1-1 más ofensivo.

Para mí y mi forma de ver el fútbol, ser ofensivos tiene que ver con la recuperación de la pelota, en qué zona lo haces. Mi juego se basa en recuperar más pelotas para atacar más veces. Dependiendo la característica de los jugadores se determina cómo vamos a atacar.

Los jugadores han entendido que se necesitan variantes, que no siempre se puede jugar a lo mismo, que los rivales no todos te dejan jugar a lo que vos querés, a lo que vos te gusta o te hace sentir. Tenés que resolver y estos chicos han resuelto muchísimos contextos diferentes. Este equipo tuvo variantes pero siempre tratando de ser protagonistas y me deja un orgullo enorme.




SEGUI LEYENDO...

Menu