“MANU” VIVIÓ UNA NOCHE HISTÓRICA

San Antonio Spurs retiró la mítica camiseta número 20 en homenaje al argentino Emanuel Ginóbili, una de las estrellas de la NBA. Fue una ceremonia a pura emoción.

Emanuel David Ginóbili, "Manu" para todo el mundo, se transformó anoche, por su gran talento, por el reconocimiento de la fantástica galaxia del básquetbol que es la NBA, en una leyenda viviente de este deporte que convirtió su ya histórica camiseta blanca y negra número 20 de los San Antonio Spurs en un emblema bien argentino.

Es que en ese por muchos años inaccesible imperio de la NBA fue abordado por Ginóbili para generar orgullo en sus compatriotas, al ser reconocido anoche por San Antonio en particular y el básquetbol estadounidense en general, como uno de los mejores de su de por sí riquísima e incomparable historia, al punto de retirar para siempre, como una auténtica pieza de museo, esa camiseta que quedó colgada en el techo del AT&T Center.

El homenaje fue un acto que tuvo como excusa el partido que los Spurs jugaron contra los Cleveland Cavaliers (ganaron los locales 116 a 110), pero que se vistió de "celeste y blanco" desde antes y hasta después de esos 48 minutos que tuvieron un encuentro en que los de San Antonio extrañaron mucho a "Manu", tanto como sus aficionados.

Antes, la bandera argentina enhiesta junto a la de los Estados Unidos y el Himno nacional entonado por la joven tigrense Nichelle Leclercq.

La Generación Dorada dijo presente

En el entretiempo una mesa redonda donde hablaron ante el público y bajo la conducción del periodista Adrián Paenza los integrantes de la Generación Dorada, Juan Ignacio Sánchez, Fabricio Oberto, Luis Scola, Gabriel Fernández, Pablo Prigioni, Alejandro Montecchia y Andrés Nocioni.

"Cuando me tocó ir a un cardiólogo decidí llevarlo a 'Manu' para que preguntara todo lo que yo no iba a poder hacer. Por eso le estoy tan agradecido", empezó la ronda de reconocimientos Fabricio Oberto.

"Yo quería tener la camiseta que había usado Emanuel en el All Star (Juegos de las Estrellas) y en una puja durante el remate él se la dio a la otra persona que ofrecía mano a mano conmigo, porque el precio se había ido muy arriba. Pero una semana después me dio otra suya, porque yo había quedado muy frustrado", se sumó Luis Scola.

Un poco más abajo desde su talla, Alejandro Montecchia recordó que en un viaje con la selección argentina Ginóbili le "pidió dos veces una cortapluma. Y aunque le advertí que era muy filosa, no me prestó atención y se cortó en ambas ocasiones. Siempre fue muy cabeza dura".

"Sí, pero infundía un gran respeto en el grupo. En un entrenamiento antes de un partido con la selección se pelearon Carlos Delfino y Andrés Nocioni, y no paraban, hasta que intervino 'Manu' en la discusión y los dos se callaron. No volaba ni una mosca", acotó otro base, Pablo Prigioni.

Y justamente Nocioni fue el más crítico con algunas características del bahiense. "A 'Manu', si lo quieren, es porque nunca estuvieron compartiendo una habitación con él, porque es muy desordenado", lo "acusó".

En cambio el burzaquense Gabriel Fernández y su compadre, Juan Ignacio Sánchez, fueron más benévolos con Ginóbili.

"Una vez en un avión el vuelo se hizo muy movido y teníamos mucho miedo. Por eso le dije a 'Pepe' que se iba a caer, pero él me dijo que no iba a pasar eso porque estaba Manu", contó Fernández.

"Por eso le pusimos el elegido. Y lo mismo sucedía en medio de los partidos. Cuando la cosa se ponía difícil y no sabíamos para donde ir, recurríamos a él y retomábamos el rumbo", completó Sánchez.

Y después sí, la bandera en forma de camiseta izada hasta los más alto del AT&T Center, donde flameará hasta que sea jirones pero nunca olvido.

El conductor elegido para ese acto fue Sean Elliott, una de las grandes figuras del primero de los cinco anillos ganados por San Antonio, en la temporada 1998/1999.

Elliott es uno de los ocho jugadores de los Spurs que ha tenido el honor de que su camiseta también fuera retirada: la 32.

En la ronda de discursos intervinieron además el virginense Tim Duncan y el francés Tony Parker.

También habló Gregg Popovich, entrenador de los Spurs desde 1996 y por añadidura el conductor de los cinco campeonatos ganados por la franquicia texana y señaló que "lo que más motivación le generaba a 'Manu' era su familia".

Ginóbili, que ganó cuatro anillos de campeón en la NBA, estuvo acompañado por un grupo de familiares y amigos: su padre Jorge y Raquel Maccari; sus hermanos Leandro y Sebastián; su esposa, Marianela Oroño; sus hijos, Luca y los gemelos Dante y Nicola, y su suegro, el exjugador Luis Oroño.

El bahiense jugó para los Spurs 1.057 partidos de temporada regular, 218 en series de play off 218; sumó 14.043 puntos en su carrera, 3.698 rebotes, 3.999 asistencias, 1.391 recuperos y 318 tapas

La mayor cantidad de puntos en un partido de "Manu" fue de 48 tantos frente a Phoenix Suns (21 de enero de 2005); la mayor cantidad de rebotes fue de 15 ante Toronto Raptors (11 de febrero de 2008), y la máxima cantidad de asistencias también llegó a 15 ante Sacramento Kings (1 de marzo de 2013). Hoy, todo es historia. Porque él ya es leyenda.

 




SEGUI LEYENDO...

Menu