LOS BANCOS YA PAGAN 45% ANUAL POR UN PLAZO FIJO

La tasa va del 43% al 47% para depósitos chicos a 30 días. En montos grandes, el rendimiento supera el 50%. Subió por efecto de las letras de liquidez, ante la necesidad de los bancos de tener pesos.

En apenas un par de semanas, las tasas de los plazos fijos minoristas picaron en punta y pasaron a ser positivas, es decir que ahora están sin dudas por encima de la inflación.

Los bancos están ofreciendo a sus clientes entre 43 y 47 por ciento nominal anual por inmovilizar los pesos a 30 días. Hay casos, en los montos de más de un millón de pesos, que ayer se pactaron al 51 por ciento. La inflación anualizada hoy es del 34 por ciento y se proyecta 42 en el año.

Esto tiene una explicación, con nombre y apellido: se llama Leliq. Las letras de liquidez son instrumentos del Banco Central con el que se busca aspirar los pesos que están en el mercado.

A diferencia de las Lebac, que tenían el mismo objetivo, están destinadas sólo a los bancos. Creadas a principio de año, ahora la tasa de las Leliq son la "tasa de referencia" y vienen a reemplazar la tasa del corredor de pases, un mecanismo para que los bancos regulen su liquidez, pero que no era muy usado porque está gravado con Ingresos Brutos en las provincias. Con las Leliq, pueden hacerlo.

¿Y por qué impactan en los minoristas? Porque las tasas de Leliq se dispararon desde el lunes, cuando la nueva conducción del Banco Central puso en marcha un nuevo régimen monetario y cambiario y ahora vemos un "efecto derrame".

"Prepárense para un mercado en el que van a escasear los pesos", dijo el lunes el titular del Central, Guido Sandleris.

El BCRA colocó ayer 52.815 millones a siete días a una tasa promedio del 69,46 por ciento, con un máximo del 73.

Los bancos compran esas Letras y para eso necesitan pesos. ¿De dónde? De los depósitos, por eso es que desde el lunes empezaron a seducir a sus ahorristas pagándoles un poco más, aunque bastante menos de lo que obtienen con las Leliq.

En mayo pasado, el encaje sobre los depósitos a plazo fijo (la parte que los bancos deben inmovilizar y no prestar) estaba en 13 por ciento. Federico Sturzenegger lo subió a 16 y, como eso no está remunerado para los bancos, trasladaron ese costo a la tasa de los plazos fijos, bajándola.

De hecho, en mayo, rondaba el 27 por ciento anual. Pero, entonces, los ahorristas podían "puentear" a los bancos e invertir directamente en Lebac, que rendían el 34. Pero ahora las Lebac van desapareciendo y los ahorristas no pueden ir a las Leliq. Sí los bancos, que necesitan plata. Por eso, suben las tasas.

Cuándo pagan los bancos

El Banco Nación, por ejemplo, paga 44,5 por ciento a 30 días por cualquier depósito hecho por canales electrónicos. En caja humana, paga el 20. Así, por inmovilizar 100 mil pesos a 30 días, el cliente recibirá 3.658 pesos en concepto de intereses. Por más de 60 días, la tasa baja al 44 por ciento.

En Bancor, la tasa ayer estaba en 43 por ciento efectivo anual para un plazo de 30 días, tanto para montos bajos como los mayores de un millón de pesos.

El Santander, en tanto, pagaba el 46 por ciento, pero si se opta por un plazo fijo precancelable, no se retira antes y se capitalizan los intereses, rendirá 51,37 por ciento.

En ICBC, 44,71 por ciento a 90 días y 42,31 a 30. En Macro, 45,5 a 30 días para 100 mil pesos, con tasas crecientes en montos mayores.

Hay una nueva flexibilización que el Central incorporó para los plazos fijos: se pueden cobrar de manera anticipada los intereses. Por ejemplo, alguien que hace una inversión a 90 días puede optar por cobrar los intereses cada 30 y recuperar el capital a los 90.

"Estamos creciendo muy bien en depósitos y se ha normalizado la demanda de dólares", dijo el gerente de uno de los bancos privados más importantes de la plaza Córdoba.

La Voz del Interior




SEGUI LEYENDO...

Menu