LINFEDEMA, LA ENFERMEDAD QUE CAUSA HINCHAZÓN EN EXTREMIDADES

El flebólogo Luciano Boll explicó de qué se trata la patología que tiene Florencia Kirchner. Detalló que afecta el sistema linfático, sus causas y cómo se trata.

El especialista en flebología (rama de la medicina estudia las venas) Luciano Boll dialogó con Cadena 3 acerca del linfedema, la enfermedad que aqueja a Florencia Kircher, la hija de la ex Presidenta Cristina Fernández, que viajó a Cuba para acompañarla en el tratamiento.

"Se trata de una enfermedad del sistema linfático que se produce generalmente por la acumulación de la linfa en alguna parte del cuerpo, generalmente en las extremidades", explicó el médico.

Y ahondó: "La linfa es un líquido que transcurre por el sistema linfático, que sería como el filtrado de la carne, luego va por los ganglios y generalmente s termina excretándose por orina vía los riñones".

"Cuando hay alguna alteración en el sistema linfático, se produce la acumulación de esta linfa y  se produce el linfedema, que se manifiesta principalmente por un aumento en el tamaño del miembro afectado".

 Existe el linfedema primario, generado por una alteración anatómica, que puede manifestarse por ejemplo en los niños que nacen sin ganglios o de forma tardía, a partir de los 35 años.

Por otro lado, está el linfedema secundario, más común en la práctica médica, que es una consecuencia de la radioterapia o de grandes cirugías en las que se extirpan o irradian los ganglios linfáticos, lo que provoca una anomalía en el proceso de drenaje.

 

Cómo se trata

"Hay una parte psicológica muy importante", indicó el profesional de la salud, y destacó la importancia de "entablar una relación muy buena con el paciente y explicarle que no hay una cura definitiva sino tratamiento paliativos".

 En ese sentido, detalló: "Uno de los principales es el drenaje linfático manual, o la presoterapia. En ese caso hay que decir al paciente que se haga amigo porque va a estar casi toda su vida con esto".

Además, enumeró a los "vendajes" y por último al "tratamiento quirúrgico de la enfermedad", aunque este último es practicado por "muy pocos flebólogos en Argentina".




SEGUI LEYENDO...

Menu