LE APUNTA AL CRECIMIENTO DEFENSIVO

El alero Pablo Fernández analizó los últimos amistosos de San Isidro -que se prepara para que el comienzo de la Liga Argentina- y consideró que deben mejorar a la hora de marcar. "Permitimos muchos puntos de la forma que no quiere el entrenador", admitió el rosarino.

El experimentado Pablo Fernández analizó el presente de San Isidro, que sumó nuevos amistosos para llegar con el mejor funcionamiento al arranque de la temporada 2019/2020 de la Liga Argentina. "Permitimos muchos puntos de la forma que no quiere el entrenador", sentenció el alero rosarino sobre los encuentros del fin de semana ante Rosario Basket y Central Entrerriano de Gualeguaychú por la Copa Centenario que se disputó en Rosario del Tala, provincia de Entre Ríos.

Fernández viene de jugar en Hindú de Resistencia y con la camiseta de los "Halcones Rojos" ya demostró su categoría y poder de gol. Además, el jugador de 36 años se mostró motivado para seguir creciendo como basquetbolista bajo la dirección técnica de Sebastián Torre y con muchas ganas de comenzar a competir por los puntos.

"Creo que estos dos últimos amistosos nos vinieron muy bien. El primer partido contra Rosario Basket lo pudimos ganar (88-86), en ambos juegos (después San Isidro cayó 78-77 ante Central Entrerriano) tuvimos aspectos a corregir individualmente en la parte defensiva. Permitimos muchos puntos de la forma que no quiere el entrenador, hoy es ese el mayor problema que tenemos", analizó Fernández en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO.

"Después, en esta etapa, hacer 88 y 77 puntos en ofensiva es bastante. Tenemos que corregir cosas defensivamente, con 'Seba' (por el técnico Sebastián Torre) trabajamos y él nos da las herramientas para que no nos hagan goles de una forma y nos están convirtiendo justo de esa manera. Debemos levantar la parte individual de cada uno para poder cumplir los objetivos, no es excusa pero enfrentamos a dos equipos armados donde los jugadores se conocían bastante entre sí, pero claramente hoy estamos lejos de lo que pretende nuestro entrenador", admitió.

Acto seguido señaló: "Que en ataque algunos jugadores nos conozcamos de antes suma, pero no creo que sea decisivo, estamos anotando porque nos encontramos bien adelante, tenemos jugadores de talla grande y nos estamos adaptando a los sistemas, en eso logramos sintonía. Por suerte tenemos gol en distintas manos y estamos logrando repartir bien el goleo".

Al consultarlo cómo se siente dentro del funcionamiento de los "Halcones Rojos", sostuvo que "en la parte defensiva tengo que dar un poco más y en ataque me siento cómodo con lo que propone el entrenador. Soy autocrítico y con todo lo que digo con respecto al equipo el primero que me lo planteo soy yo, entonces digo: voy a mejorar esto para el equipo. Creo que cada uno de los integrantes de este plantel puede dar un salto de calidad".

Fernández considera que siempre se puede seguir mejorando en el deporte que tanto lo apasiona. "Cuando arreglé con San Isidro le mandé un mensaje al 'Tulo' Rivero (su entrenador en Hindú) y me dijo: 'fijate por ejemplo el caso de Prigioni, que demostró que nunca es tarde para aprender, siempre se puede aprender un poco más'. Por eso tengo que valorar a 'Seba' porque constantemente me quiere seguir enseñando cosas, es un técnico que tiene una pasión enorme por el básquet. Todo lo que venga lo quiero incorporar y mejorar porque voy a jugar para él este año".

En otra parte de la amena charla, Fernández se refirió a su adaptación a nuestra ciudad y manifestó que "aún me estoy adaptando porque estuve viviendo tres años en Resistencia, donde mi hijo prácticamente pensaba que era su casa porque arranqué a jugar ahí cuando él tenía dos años. Entonces el cambio fue más importantes para él que para mí, pero los chicos se adaptan más rápido que los grandes, por suerte ya tiene sus compañeritos, empezó básquet y en el jardín está bárbaro. Entonces como papá eso me da cierta tranquilidad, porque cuando llegué me costó un poco porque quería que estén bien tanto él como mi mujer. Hoy gracias a Dios está todo encaminado y eso me pone feliz".

 El arranque oficial

San Isidro comenzará a disputar la Zona Noroeste de la Liga Argentina visitando a Barrio Parque el viernes 25 de octubre en Córdoba. Luego, el lunes 28 hará lo propio, pero en la ciudad de Morteros, ante Tiro Federal. Mientras que el debut del "Santo" en nuestra ciudad será el jueves 31 de octubre ante Barrio Parque.

"No sé si la palabra correcta para definir lo que siento por el arranque de la Liga Argentina es ansiedad, pero si ganas de que empiece el torneo porque lo más lindo es jugar. Por ahí cuando entrenás mucho perdés la dimensión de lo que estás haciendo porque no te enfrentás contra nadie. Quizás en las prácticas salen muy bien las cosas, y cuando te enfrentrás a equipos hay que corregir", comentó Fernández.

"Son muchas semanas de entrenamientos, en lo personal me gusta mucho entrenar, pero todos los equipos están armados para que arranque antes la Liga Argentina, no se porqué comienza tan tarde. Todos queremos empezar a jugar por los puntos", enfatizó.

Finalmente, sobre el primer adversario indicó: "Barrio Parque siempre se arma para pelear arriba, hace muchos años que tiene jugadores estandartes dentro del equipo como Kelly, Mikulas y Rivata, y los demás se van adaptando a ellos. Es un equipo que juega muy bien y aspira a estar en los primeros puestos, pero nosotros tenemos nuestras armas y vamos a ir a buscar el triunfo".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu