LA CORTE SUPREMA ORDENA QUE COMIENCE EL JUICIO POR LA MUERTE DE DÉBORA PÉREZ VOLPIN

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso este martes que comience el juicio al endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Puente por la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Vopin.

Ambos profesionales habían presentado un recurso de queja, que ahora fue desestimado por el máximo tribunal, que ordenó el comienzo del juicio, informa Télam.

Tras este fallo del máximo tribunal, estaría todo listo para que el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 8 comience el juicio por la muerte de Débora, que podría llevarse adelante entre el 22 de junio y mediados de agosto.

Ambos médicos están acusados por homicidio culposo pues fueron quienes participaban del estudio médico, y que quedaron involucrados a partir de la pericia médica que determinó que obraron mal durante una endoscopía que no suponía mayores complicaciones.

Bialolenkier y la anestesista Puente están procesados por homicidio culposo, delito por el que se prevé una pena máxima de 5 años de prisión y de hasta 10 de inhabilitación profesional.

Enrique Sacco, última pareja de la periodista, había responsabilizado a los jueces del tribunal por la demora en el inicio del juicio: "Por primera vez estamos viendo que hay dilaciones y suspicacias y esto genera sospechas".

La muerte de Pérez Volpin, de 50 años, ocurrió durante un estudio de rutina el pasado 6 de febrero de 2018 en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo.

Aquel día, la periodista murió durante la realización de un estudio endoscópico de baja complejidad y la pericia determinó que la muerte ocurrió por una perforación instrumental del esófago, que no se detectaron patologías preexistentes, y que las lesiones del estómago encontradas fueron consecuencia de las maniobras instrumentales y de la reanimación cardíaca que se le practicaron.

Al responsabilizar a los profesionales, la querella argumentó que el endoscopista "logró ingresar con el endoscopio hasta la segunda porción duodenal, no sin antes provocar con su intervención una perforación del esófago torácico".

"Aquella situación no fue advertida por el médico endoscopista, que continuó con el estudio hasta que, en algún momento -muy tardío por cierto-, la médica Nélida Inés Puente, anestesista, advirtió una desaturación en la paciente", indica la querella en su acusación.

TelefeNoticias




SEGUI LEYENDO...

Menu