LA CONSTITUYENTE CHAVISTA ASUME EL CONTROL TOTAL DEL PAÍS Y MILITARIZA EL CONGRESO

En un decreto dijo que el Ejecutivo y el Parlamento quedan subordinados desde ahora a su poder el cual no debe ser obstaculizado. La mayoría legislativa opositora lo rechazó.

En una audaz ofensiva en desafío a las críticas internacionales y la creciente oposición interna, la cuestionada Asamblea Constituyente decretó ayer que asume el control total del país subordinando bajo su mando a los poderes ejecutivo y legislativo. La medida fue anunciada después de que la policía militarizada tomó en la noche el edificio del Congreso y bloqueó los ingresos. Sin una justicia independiente y con el Parlamento en manos de la Constituyente queda así abolida la República y se configura una dictadura en Venezuela.

La presidente de la Constituyente, la ex canciller Delcy Rodríguez, quien durante la noche dirigió la toma del Congreso, advirtió que los poderes constituidos no deben impedir las decisiones del nuevo cuerpo que esta por encima del resto. En el mismo acto la dirigencia chavista volvió a colgar los retratos de Hugo Chávez que la disidencia había retirado cuando ganó los comicios legislativos por amplia mayoría en diciembre de 2015.

La oposición denunció como un "asalto" la sesión de ese cuerpo cuestionado desde sus orígenes por las múltiples sospechas de fraude en la votación. La estructura está integrado por 545 miembros, todos chavistas y reclutados de grupos ligados al régimen.

El edificio quedó ayer militarizado y por primera vez en este nuevo capítulo de la tensión venezolana, se le impidió el ingreso a los parlamentarios. "Estamos en un gobierno de facto donde gobiernan las armas y tenemos unas fuerzas armadas que están comprometidas con el golpe de Estado", dijo el diputado Jorge Millán a los periodistas y aseguró que la mayoría opositora acudirá hoy de nuevo al Congreso para realizar la sesión ordinaria.

El domingo, por otra parte, instalaron una llamada "Comisión de la Verdad" cuya misión es inhabilitar a los opositores que convocaron a protestas antigubernamentales en los últimos meses, a quienes el chavismo gobernante responsabiliza por esas protestas y las batallas callejeras en que derivaron. Dirigentes opositores sostienen que el paso siguiente será eliminar la inmunidad de los diputados para detener a algunos de ellos. Ya han destituido a la fiscal general chavista Luisa Ortega porque se opuso a esta maniobra del oficialismo.

El Consejo Nacional Electoral que controla el régimen de modo vertical, anunció ayer el veto a la alianza disidente en siete de los 23 estados del país para las próximas regionales de diciembre cuyas inscripciones deben realizarse en dos días (ayer y hoy) , en lugar de tres como se había anunciado previamente.




SEGUI LEYENDO...

Menu