JUJUY, ROSARIO, LA RIOJA Y PARANÁ, LAS CIUDADES EN LAS QUE MÁS CRECIÓ LA POBREZA

En algunas ciudades, la variación entre las últimas dos mediciones muestra un retroceso de hasta 6%. En qué regiones hay cada vez más indigentes.

La pobreza en Argentina subió hasta 27,3% en el primer semestre de este año. Los datos que difundió el Indec mostraron que Santiago del Estero, Corrientes y la ciudad entrerriana de Concordia tienen los índices más altos de todo el país. Aunque si se observa en comparación con las mediciones pasadas, los conglomerados urbanos que más empeoraron sus números son, además de Santiago, San Salvador de Jujuy, Rosario, La Rioja y Paraná.

Los índices oficiales ya muestran que hay unos 12 millones de pobres en todo el país. Las regiones más golpeadas por la pobreza están concentradas en los grandes centros urbanos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. En todos estos casos, los números están por encima del promedio nacional.

En el Área Metropolitana bonaerense, el indicador fue de 27,8%, aunque separando la Ciudad de los municipios del Gran Buenos Aires se ven realidades distintas. Mientras la pobreza afecta al 11,2% de los porteños, en el conurbano esa cifra trepa a 31,9%, es decir, casi un tercio de la población.

Pero observando la variación entre principios y mediados de 2018, hay algunas ciudades que, sin tener los mayores índices de pobreza, mostraron desmejoras claras en sus números.

Santiago del Estero, además de tener el porcentaje de población por debajo de la línea de pobreza más alto del país, tuvo la peor variación, con 6,4% más pobres que en la medición anterior. Más atrás le siguió Jujuy-Palpalá, con 6,1%, el Gran Rosario con 5,1%, La Rioja con 4,8% y Gran Paraná con 4,5%.

Al mismo tiempo, en otras regiones, la cantidad de pobres disminuyó. En el Gran Resistencia, el retroceso de la pobreza fue de 10,4%, en el Gran San Luis, de 5,9% y en Viedma-Carmen de Patagones fue de 5,1%.

Respecto a la indigencia, las cifras oficiales muestran una caída mínima, ya que pasó de 5,5% a 5,4%. En algunos conglomerados, de todas formas, se registraron fuertes incrementos.

El caso más grave es el de Paraná, que acompañando a la suba de la pobreza, tuvo también un incremento de 3,8% en la cantidad de indigentes. Apenas más atrás está La Plata, con 3,7%. Y luego sigue Mar del Plata, que es un caso particular. Mientras mostró un retroceso de la pobreza de 3,2%, al mismo tiempo tuvo un 2,6% más de personas por debajo de la línea de indigencia.

TN.COM.AR




SEGUI LEYENDO...

Menu