ITALIA MULTÓ A FACEBOOK CON 10 MILLONES DE EUROS POR VENDER DATOS DE SUS USUARIOS

La compañía también fue sancionada por engañar a las personas que se registraron en la red social.

Mark Zuckerberg sigue sumando escándalos. El mal uso de la información de las personas que usan la red social vuelve a generarle un dolor de cabeza. La Autoridad de Competencia y Garantía del Mercado (AGCM) de Italia le impuso dos multas a Facebook por un valor de 10 millones de euros por suministrar los datos de sus usuarios para fines comerciales y sin informarles.

La AGCM informó en un comunicado de las conclusiones de las investigaciones que comenzaron en abril de 2018 sobre Facebook Ireland y su empresa matriz Facebook Inc. por "supuestas violaciones del Código del Consumidor".

Se trata de la sanción más alta impuesta hasta ahora en Europa contra Facebook a raíz del escándalo Cambridge Analytica, por el que Facebook cedió datos de millones de usuarios a diferentes empresas sin su consentimiento.

"La Autoridad ha comprobado que Facebook induce a engaños a los usuarios que se registran en la plataforma, sin informarles de manera adecuada e inmediata, durante la activación de la cuenta, de que cobran, con fines comerciales, de los datos suministrados por ellos y, más en general, de los fines rentables que subyacen la prestación del servicio de redes sociales, destacando solo el servicio gratuito", indica el comunicado.

La compañía también fue multada por "implementar una práctica agresiva" con la que se "ejerce una influencia indebida en los consumidores registrados, que sufren, sin el consentimiento expreso y previo, por lo tanto de forma inconsciente y automática, la transmisión de sus datos de Facebook a sitios web y aplicaciones de terceros con fines comerciales".

Cambridge Analytica, el primer gran caso

Los escándalos no son algo nuevo para Facebook, que vive desde 2016 un periodo en el foco de las críticas. En mayo, se publicó que la consultora Cambridge Analytica utilizó la plataforma para obtener datos de 87 millones de personas que habrían sido utilizados en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a favor de la elección de Donald Trump.

Con el correr de las semanas, se reveló que el número de usuarios afectados podría haber sido aún mayor. ¿Cómo sucedió? Un profesor universitario ruso llamado Aleksandr Kogan generó en 2014 un cuestionario a través de Facebook. Unos 270 mil usuarios completaron las preguntas y autorizaron a entregar sus datos privados. Con solo un "click" entregaban también información de sus "amigos". Por eso, los datos recopilados fueron de 50 millones de perfiles. Kogan le vendió ese caudal a la agencia Cambridge Analytica por 800 mil dólares.

Un año después, Facebook cambió su política de privacidad para evitar que aplicaciones externas (como juegos, encuestas, concursos, etc) se quedaran con los datos de los usuarios. Recién en 2016 Facebook, que sabía de la venta de esa base de datos, accionó exigiendo a la agencia Cambridge que borrara la información recolectada. La agencia no lo hizo y Facebook ahora dice que llevará el caso a la justicia.

Cambridge Analytica habría sido creada para diseñar una estrategia que llevaría a Donald Trump a la Casa Blanca. Se presume que los perfiles de los 50 millones de usuarios de Facebook permitieron "identificar la personalidad de los votantes e influir en su comportamiento", según informó en su artículo el New York Times. En una declaración a ese diario, la consultora reconoció que había obtenido los datos, aunque culpó a Kogan por violar las reglas de Facebook y dijo que había eliminado la información tan pronto como se enteró del problema hace dos años.

TN.com.ar




SEGUI LEYENDO...

Menu