INVIERTE EN EXPERIENCIA

La sanfrancisqueña Alfonsina Almada Busso de visita en la ciudad aludió a su nueva etapa deportiva en el Club Banco Provincia de Buenos Aires.

Aprovechando el receso de Semana Santa llegó a la ciudad para reencontrarse con su familia y afectos luego de sus dos primeros meses en Buenos Aires donde desembarcó para empezar a lucir los colores del Club Banco Provincia y específicamente custodiar el arco de la Quinta categoría en la Liga Metropolitana A de hockey sobre césped.

Alfonsina Almada Busso (16 años y 1,80m. de estatura), la ex "Charita" visitó nuestra redacción y en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO dejó sus sensaciones de lo vivido en esta nueva etapa deportiva en la que empezó a nutrirse de una rica experiencia en lo deportivo y personal.

-Empezaste a sumar una gran experiencia...

-Sin dudas, en estos dos meses sentí un crecimiento como jugadora y como persona, entendiendo que una esta sola, lejos de la familia y los amigos, con todo lo que ello significa. Como arquera empecé a leer el juego y a acomodar a mis compañeras en la cancha, algo que antes no lo hacía.

-¿De qué manera te recibieron en tu nuevo club?

-Me recibieron muy bien, tanto mis nuevas compañeras como sus papás, también los entrenadores. Todos se interesan mucho también de cómo me va en el colegio. La verdad es que estoy muy contenida en un club que posee una impresionante infraestructura.

-¿Los entrenamientos son exigentes?

-Tengo más entrenamientos de los que hacía acá. Los miércoles y viernes son mis días libres, pero los miércoles voy a una escuela de arqueros que dirige Javier Lindolfo quien fue el que me llevó a Banco.

Después de lunes a jueves tengo prácticas todos los días, incluso los jueves tengo cuatro turnos, el de las arqueras con el club, con mi categoría, gimnasio y el de la división de mayores.

-¿Cómo fue el debut en tu categoría?

-Tuve un debut para olvidar, perdimos 8 a 0 y eso que me cansé de atajar. Este es mi primer año de Quinta oficial en la Liga Metropolitana A. Después de la goleada que sufrimos ganamos 2-0 y en la tercera fecha perdimos 1-0 sobre la hora. El problema es que el equipo siempre está incompleto, siempre falta alguna por alguna razón.

Pero en lo personal vengo bien, si mis compañeras me gastan bromas diciéndome "en el arco no te vas a aburrir".

-¿Cómo es el día a día de Alfonsina?

-Me levanto a las 6.30 para ir al colegio Normal nº1 "Vicente López y Planes" donde curso el quinto año hasta pasado el mediodía, luego empiezo con los entrenamientos hasta la noche, casi siempre vuelvo cerca de las 23 a la pensión donde estoy alojada junto a Delfina Retamoso quien juega para Olivos y que es mi tutora escolar.

La verdad que los días se hacen muy largos porque además preparo la comida, lavo los platos, la ropa, bueno muchas tareas que no las hacía aquí porque tenía a mi mamá (Verónica).

-¿Crees que tomaste la decisión correcta?

-Me costó mucho, no lo niego porque acá tengo todo, pero no me arrepiento de la decisión que tomé porque me fui para sumar experiencia en lo deportivo y también para seguir los estudios universitarios.

La carrera que quiero estudiar es criminología y se cursa allá, entonces me quería ir, claro que esto era para dentro de dos años cuando terminara la secundaria pero los tiempos se adelantaron por la propuesta de Banco.

Y en lo deportivo estar allá es una vidriera, otro nivel, donde continuamente te cruzas con jugadoras y jugadores de la Selección. Un ejemplo claro me pasó nada menos que con Delfina Merino, la mejor jugadora del mundo, quien es del club y me invitó a su campus para que atajara, no lo podía creer.

Además una siempre tiene ese anhelo de ser una Leoncita, pero tampoco es algo que me quita el sueño, todavía tengo que seguir sumando experiencia.

-¿Un anhelo?

-Espero que se puedan arreglar las cosas porque estamos buscando un departamento, en lo personal que mi familia me pueda acompañar en algún partido, poder terminar el secundario y comenzar con la carrera universitaria y como jugadora poder llegar a lo más alto que se pueda.

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu