GASTÓN PAULS DISERTÓ SOBRE ADICCIONES EN BRINKMANN

El actor dialogó previamente con los medios, contó su experiencia con las drogas, su relación con la religión y escuchó historias de los participantes.

Gastón Pauls despertó en muchos la necesidad de «hablar de adicciones. Participaron jóvenes, adultos y padres, en un salón colmado con mas de 900 personas, 

Personas de San Francisco, Morteros, Frontera, Aldao, Seeber, La Paquita, Freyre, Porteña, Vignaud y Suardi llegaron al salón de Centro Social y Deportivo Brinkamann con expectativas para escuchar al actor que en primera persona contó como se acercó a Dios y hoy vive el día a día habiéndose recuperado de su adicción. 

"Dar charlas es parte de mi recuperación. Diserté para más de 60 mil personas en Argentina. En Colombia un día me paré en un escenario y hablé frente a 200 mil personas, fue una locura. En España hablé para otras 50 mil", afirmó Pauls. 

El primer mensaje que dejó Gastón es el siguiente: "El mensaje es la posibilidad de hablar. Dicción es decir, adicción es no decir. Así estoy respondiendo a una pregunta con libertad y la respuesta también la digo con libertad". 

"Me acerqué a Dios cuando sentí que quería dejar atrás mis adicciones", agregó. 

Entre otras frases importantes, aseguró: 

“El mundo es un espacio que nos ofrece permanentemente consumo, de sustancias, alcohol, personas, tecnología, operaciones estéticas, pastillas para levantarnos, para dormir, estamos en un tiempo que nos invita a consumir, el gran desafío es saber ser libres nosotros mismos sin necesidad de sustancias, objetos, productos o personas, es un gran desafío, sólo tengo propuestas y ganas". 

“El actor es un decidor de palabras muchas veces escritas por otras, y el actor si está consumiendo puede rodearse de personas o proyectos que están vibrando en una energía parecida. Tuve personas que tuvieron el mismo problema o estaban equivocadas igual que yo, en ese momento uno dice los guiones de otros, y no siempre tienen esos guiones palabras lindas para decir, a veces complican más la situación de cada uno y también tienen que ver con el consumo". 

“Yo no hubiese podido sin Dios, yo no estaba pudiendo, y estaba tratando de tapar un vacío que para mí era un vacío espiritual con una sustancia que de blanca no tiene nada, que es bastante oscura, entonces, si no hubiese bajado mi cabeza, subirla y bajado a la vez, y pedir ayuda a Dios no hubiese podido comenzar a llenar ese vacío espiritual".

Todos agradecieron a Gastón Pauls por su simpleza a la hora de contar su historia y por escuchar a cada uno de los testimonios de las personas que asistieron en la noche. 

Por último, el intendente municipal Dr. Gustavo Tevez reconoció al actor por su visita entregando un obsequio por parte de todos los Brinkmaneses. Se trata de un mate con el escudo de la ciudad de Brinkmann, símbolo de la amistad fraterna.




SEGUI LEYENDO...

Menu