ESTUDIANTES DE UTN LLEVARÁN A ALEMANIA PROYECTOS QUE MEJORAN LA VIDA DE LA GENTE

Emilio Cignetti creó un dispositivo electrónico que puede salvar a pacientes con insuficiencia renal a través de controlar sus niveles de calcio. Por su parte, Micaela Pairone propone optimizar los procesos de extracción de aceites esenciales.

Dos estudiantes de la UTN San Francisco partirán a fines de agosto a Alemania en el marco del Programa de Intercambio UTN-DAAD, a través del cual realizarán experiencias de capacitación durante seis meses en el país europeo.

Este programa permite que todos los años estudiantes de UTN de todo el país puedan realizar una experiencia tanto académica como de investigación en universidades de Alemania. UTN costea los pasajes, mientras que la estadía queda en manos de las entidades que gestionan el programa desde Alemania.

Este año participarán del programa 30 estudiantes de todas las Facultades de UTN del país, de los cuales dos son de San Francisco: Micaela Pairone y Emilio Cignetti. La experiencia se vivirá entre el 1 de septiembre de 2019 y el 28 de febrero de 2020. En ese contexto, los estudiantes días atrás se reunieron con el ingeniero Gabriel Cerutti, vicedecano, el Secretario Administrativo, ingeniero César Mina, y el ingeniero Rodrigo Ocampo, director de Proyección Estudiantil de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles para ultimar detalles relacionados con la concreción del programa.

UTN-DAAD es el programa de intercambio de grado más grande de UTN, destinado a estudiantes de Ingeniería, que cuenta con plazas que período a período se ofrecen a todas las Facultades Regionales y Unidades Académicas para que los estudiantes de dichas Facultades participen.

El proceso que deben cumplimentar los estudiantes que quieran participar requiere de tiempo y esfuerzo, ya que deben anotarse por lo menos dos años antes de la fecha de partida, estudiar alemán, presentar un proyecto de investigación para desarrollar en el país germano, y superar varias instancias de evaluación.

 

 

Optimización de procesos de extracción de aceites esenciales

Micaela Pairone, estudiante de Ingeniería Química, hará su experiencia en la Universidad Ruhr de Bochum, en Bochum. Allí trabajará en su proyecto para optimizar los procesos de extracción de aceites esenciales.

"Son mezclas de sustancias que tienen diferentes actividades específicas, antimicrobianas y antioxidantes, que se utilizan para inhibir bacterias y también para conservar alimentos, por ejemplo. Los aceites se obtienen de diferentes recursos, pueden ser recursos naturales que no son explotados y también de residuos industriales", explicó la estudiante.

Pairone agregó que lo positivo de su proyecto es que ya pudo hacer camino en San Francisco, a partir de que trabaja como becaria de una profesional que está realizando un Doctorado, lo que le permitió incursionar en microbiología. "Allá estuve viendo que en diferentes Facultades alemanas se basan en eso también, están investigando en esos temas", dijo.

La joven expresó sentirse con "muchas expectativas". "Va a ser una experiencia buenísima en muchos sentidos, no sólo en lo académico porque voy a aprender un montón y está muy buena esa Universidad porque está muy metida en lo ambiental, que a mí me encanta, sino también por irme a otro país y vivir sola, porque yo por ejemplo ahora vivo con mis papás", mencionó.

Y destacó que de los 30 estudiantes seleccionados a nivel nacional, tres irán a la misma ciudad.

 

 

Dispositivo electrónico para controlar el calcio

 en pacientes con insuficiencia renal

Por su parte, Emilio Cignetti, estudiante de Ingeniería Electrónica, viajará a la Universidad Tecnológica de Ilmenau, en Ilmenau. Allí profundizará en su proyecto, que prevé la creación de un dispositivo electrónico que se implanta en pacientes con insuficiencia renal y controla sus niveles de calcio.

"El 50% de los pacientes con insuficiencia renal mueren por el mal control de los niveles de calcio, porque cuando una persona tiene insuficiencia renal no solo no está funcionando la parte del riñón que filtra la sangre sino que tampoco funciona la parte del riñón que controla el calcio en la sangre, la calcemia. Para el filtrado de la sangre ya existe una solución que es la hemodiálisis pero para el calcio no, lo único que se hace es administrar pastillas, que no es muy eficiente. Entonces este dispositivo censa automáticamente", explicó el estudiante.

Cignetti agregó que el tamaño del dispositivo es micrométrico y destacó que se estén desarrollando en Alemania, muy especialmente, sensores y aparatos electrónicos de ese tamaño.

"Entonces iría directamente implantado en el acceso vascular de los enfermos que es donde se conectan para la hemodiálisis e iría midiendo los niveles de calcio y administrando directamente cuando haga falta vitamina D, que es la hormona que controla el calcio. Algo similar ya existe para los enfermos de diabetes que es la administración de insulina. Pero en este caso no existe, y de acuerdo a lo que pude investigar por otros trabajos que ya se hicieron sería factible", añadió.

Sobre el final, se refirió a la elección de la Universidad alemana: "De todas las universidades que vi, en la que más vi que publicaban proyectos que tenían que ver con nanoelectrónica y con el desarrollo de materiales para la nanoelectrónica era esa. Y la Facultad de Ingeniería Electrónica e Ingeniería en Sistemas, que es donde voy a estar yo, tiene distintos institutos y uno es de Biomedicina, que tiene varios grupos de investigación que se dedican a eso a desarrollar por ejemplo biosensores a niveles micrométricos".

 

 

"Deseo que tengan una excelente experiencia"

Sobre el final el ingeniero Gabriel Cerutti, vicedecano de UTN San Francisco, resaltó la concreción un año más del programa. A su vez, manifestó: "Desde la gestión se vive con un gran compromiso y orgullo, de saber que año tras año jóvenes de la facultad toman el desafío de prepararse con mucha anticipación adecuadamente y cumpliendo con cada una de las etapas que este programa propone".

Para Cerutti, tener la oportunidad de hacer experiencia en el exterior es un componente de "enorme valor" y le dará un "valor adicional" al currículum al momento de la inserción laboral.

"Las experiencias en el exterior son muy enriquecedoras, no solamente desde lo técnico sino también desde lo social. A veces uno presupone que en ciertos contenidos académicos puede haber una distancia con respecto a lo que los jóvenes reciben en esta facultad, y para nuestra sorpresa no tenemos nada que envidiarles. Muy por el contrario, en algunos temas inclusive nosotros solemos profundizar más que en algunas universidades europeas", subrayó.

Acto seguido, el vicedecano apuntó: "Tenemos una enorme expectativa y deseamos que tengan una excelente experiencia en el exterior y que puedan al regreso replicar esa experiencia y contagiar a otros jóvenes para que se animen a participar. Creo que el mejor ejemplo que ellos pueden dar es que ellos lo pudieron hacer y que les ha permitido avanzar con sus actividades académicas a la par o el resto de las actividades personales, sociales. En definitiva es una actividad más que seguramente la van a valorar aún más todavía cuando regresen y cuando tengan el título en la mano".




SEGUI LEYENDO...

Menu