ENCONTRARON LA FUNDA DEL CELULAR DE AGUSTINA EN UN DESCAMPADO DE ESPERANZA

Estaba a pocos metros de la ruta provincial Nº 6. Su teléfono sigue sin aparecer.

La funda del teléfono de Agustina Imvinkelried, la joven víctima del femicidio que sacudió a Esperanza y el país, fue encontrada en la tarde del martes, cerca de las 17, debajo de un alambrado ubicado a unos metros de la ruta provincial Nº 6. 

El hallazgo fue de un vecino de la zona que estaba reparando un cerco de alambre y encontró una funda de teléfono de color negro. Ante tal situación, el hombre llamó a la Policía y entregó el elemento. Horas después se confirmó que era del celular de Agustina, el cual todavía no logró ser localizado.

Al respecto, fuentes de la investigación indicaron que un dato curioso fue que la funda tenía la foto de una persona conocida de la joven asesinada.

El lugar donde fue hallado el elemento está situado sobre calle España, a unos 60 metros de la ruta 6 y a otros 300 metros de donde fue encontrado el cuerpo de Agustina entre unas malezas el pasado 14 de enero, cuando se llevó a cabo un intenso rastrillaje.

A raíz del descubrimiento de la funda, desde la Unidad Regional XI de Las Colonias, comandada por el jefe Juan José Vouilloz, desplegaron rastrillajes en la zona pero los resultados fueron negativos.

La búsqueda del celular de Agustina tuvo otro antecedente el domingo 13 de enero cuando fue inspeccionado un galpón ubicado sobre calle 3 de Febrero a pocos metros de Vélez Sarsfield, en donde tampoco se encontró el móvil. 

La misma situación sucedió en la zona donde fue encontrado el cuerpo de la joven, en una cuneta rodeada de arboles y malezas ubicada sobre calle España, entre América y ruta 6. 

Durante los primeros días de investigación, los peritos pudieron comprobar que el teléfono de la joven no mantuvo contacto con quien fue sindicado como el autor del femicidio, Pablo Trionfini. Esa afirmación se dio luego de una serie de peritajes de las antenas que determinaron que la adolescente  no mantuvo ningún tipo de contacto telefónico con el principal sospechoso cuando salió de Teos disco. 

La autopsia reveló un día después del hallazgo del cuerpo, que Agustina murió a causa de una compresión o asfixia manual en el cuello. A su vez, estableció que la niña opuso una férrea resistencia al abuso sexual. En esa linea, y si bien restan algunos estudios complementarios, se determinó que la chica no llegó a ser abusada ya que fue asesinada antes. 

Nunca regresó

Agustina había ido a bailar al boliche Teos el sábado 12 de enero por la noche. A las 5.54, con las primeras luces del día, la adolescente de 17 años   salió del local.

Al egresar del boliche pasó por un carribar y compró algo para comer. Con celular en mano y con unas papas se fue caminando hacia la ruta provincial Nº 6, según detectaron las cámaras del local bailable. La joven no regresó a su casa y su paradero comenzó a ser incierto. Cerca de la tarde noche, se radicó la denuncia y se inició una intensa búsqueda que concluyó el lunes por la mañana con el hallazgo del cuerpo en una zona suburbana de Esperanza. 

La noche anterior al hallazgo de Agustina, el principal sospechoso, Trionfini, se suicidó en su casa de Stein y Uruguay del barrio Unidos cuando el personal policial fue a buscarlo. Sobre el mismo habían recaído todas las sospechas del caso ya que fue visto, en un video de una estación de servicios próxima al boliche Teos, dialogando con la víctima. A su vez, testigos dijeron verlo merodeando por la zona, como así también, un campesino dijo ver su automóvil, un Renault 21 gris, con las puertas abiertas en la calle donde fue encontrado el cuerpo de la víctima.

De la casa de Trionfini, los peritos secuestraron el teléfono del empleado municipal, el cual fue remitido a la Policía de Investigaciones (PDI) para ser analizado y así tratar de reconstruir las últimas horas del principal acusado del femicidio. 

DiarioUno




SEGUI LEYENDO...

Menu