EN UNA MARATÓNICA SESIÓN, DIPUTADOS APROBÓ EN GENERAL EL PROYECTO DE SOLIDARIDAD SOCIAL

El Ejecutivo ofrece pequeñas modificaciones y se abraza a dos bloques menores -entre ellos, el lavagnismo- para avanzar. Fuertes críticas del macrismo por "jubilados de primera y segunda" tras congelamiento previsional. Dudas por suba de retenciones en el artículo 49.

Tras más de 15 horas Diputados votó, en general, un paquete de ajuste, suba de impuestos y freno a actualizaciones de jubilaciones por seis meses propuesto por el Gobierno, que incluye un festín de nueve emergencias, entre ellas, la económica. Tras conseguir 134 adhesiones -110 legisladores rechazaron-, la Cámara baja ya debate en particular el proyecto y el Gobierno tiene agendada una sesión para las 14 en el Senado con el fin de sancionar el polémico megaproyecto.

Para sellar los votos necesarios el oficialismo activó, en las últimas 48 horas, una senda de cambios y alicientes mínimos para "suavizar" a dos bloques menores de Diputados, entre ellos, el lavagnismo, que será clave -junto a la bancada de Unidad Federal, de José Luis Ramón- en la votación en particular de la extensa iniciativa.

A la hora de los cierres, el jefe del Frente de Todos, Máximo Kirchner -le costó acomodar el sendero de su discurso entre tantos papeles que tenía en su banca-, no se refirió al proyecto, sino que apuntó de manera casi exclusiva al endeudamiento del macrismo. Momentos antes, el jefe del opositor Juntos por el Cambio, el radical Mario Negri indicó que "no existen extremos parecidos al 2002 para semejante proyecto con 11 delegaciones de facultades" y pidió al Frente de Todos no esconder "la parte de la película en la que actuaron ustedes", por las diputas entre macrismo y kirchnerismo en cuanto a herencias recibidas. También dijo que el proyecto "es un impuestazo sin bajar gastos" basado en "el campo, la clase media y los jubilados".




SEGUI LEYENDO...

Menu