EN CUARENTENA SE COMEN MÁS MILANESAS Y HAMBURGUESAS QUE ASADOS

Ese se debe a que hay más familias en sus casas y menos reuniones sociales debido al aislamiento obligatorio.

La demanda de carne vacuna durante la cuarentena por la pandemia se mantuvo firme en cuanto a la compra de cortes para milanesas o hamburguesas, porque hay más familias en sus casas. Sin embargo, bajó el consumo de variantes sociales como asados y productos parrilleros.

"Las familias almuerzan en casa, cosa que no sucede habitualmente, vendiéndose muy bien los cortes para milanesa, para olla o cacerola, hamburguesas y salchichas", sostuvo el analista de Mercado Ganadero, Ignacio Iriarte.

El especialista dijo que "el volumen total de la demanda del comercio interno se mantiene alto. Hasta ahora, bajó mucho la compra de asados y parrilleros, cortes llamados de consumo social. Porque ha caído drásticamente el número de reuniones de amigos o familiares los fines de semana".

"También está la caída muy fuerte de la demanda de cortes finos por parte de restaurantes y parrillas de lomo, bife de chorizo, ojo de bife, tapa de cuadril. Que son de muy difícil colocación en el mercado doméstico y más aún en las actuales circunstancias", dijo.

Según Iriarte, este sobrante de cortes finos tiene una salida, pero limitada, a través de las ofertas de las grandes cadenas de supermercados, pero que aún bajando significativamente sus precios, es difícil vender esos cortes en el mercado local.

NA




SEGUI LEYENDO...

Menu