EN ABRIL, EN UNOS SEIS MIL HOGARES SE REDUJO EL CONSUMO DE GAS NATURAL

El cálculo se realizó respecto de los valores obtenidos por Emugas en 2017. En la ciudad existen unas 19.000 conexiones residenciales y es en este sector social es donde disminuyó el consumo.

Alrededor de 5.700 familias en nuestra ciudad lograron reducir en abril un 36% la demanda de gas natural con respecto al año anterior y de esa manera escaparon de los efectos del alza de tarifas implementado por el Gobierno nacional.

A partir del incremento en las tarifas de los servicios públicos, los sectores de mayor poder adquisitivo en la ciudad son quienes consumieron menos gas natural.

Esta situación queda en evidencia al observar el nivel de consumo registrado en las diferentes categorías en las que se encuadran a los usuarios.

De esta manera, si se comparan los registros de abril de 2017 con igual mes del corriente año, se observa que si bien la mayoría se mantiene estable en cuanto a la demanda de gas natural, esto no ocurre con las viviendas comprendidas en las categorías R33 y R34, conocidas por tener un importante grado de consumo de gas natural y estar ubicadas en sectores donde existe un alto poder adquisitivo.

Se presume que en estas viviendas existen piletas climatizadas, calderas o sistemas de calefacción central, lo que eleven cada mes el monto de la boleta. 

¿De cuánto  fue el ahorro?

Mientras que entre estas dos categorías de usuarios el año pasado consumieron un total de 125 mil metros cúbicos de gas natural, este año redujeron la demanda hasta ubicarse en 80.000 metros cúbicos, es decir, produjeron un ahorro del 36%.

Cabe señalar que de las 19.000 conexiones residenciales al servicio de gas natural que actualmente tiene San Francisco, un 30% de las viviendas forman parte de las dos categorías más elevadas, que por ende la integran unas 5.700 unidades habitacionales.

El presidente de Emugas, Néstor Gómez, explicó a LA VOZ DE SAN JUSTO que un consumo de esta categoría de usuarios (R33 y R34) "tiene una mayor capacidad de pago debido a que poseen viviendas que tienen un alto confort que demanda una gran cantidad de gas natural para atender servicios como caldera, calefacción central, piso calefaccionado o bien un natatorio climatizado. En estas categorías se ve una marcada disminución en el consumo durante el último año, mientras que entre las viviendas ubicadas en los sectores R31 y R32 se encuentra el consumo promedio de Emugas", destacó.

El titular de Emugas recordó que siempre se debe tener en cuenta las variaciones climáticas que pueden influir en el consumo general entre un año y otro: "El uso de gas natural en residenciales es exclusivamente estacionario, ya que un mayor consumo se registra en días de temperaturas más bajas. Muchas veces el período invernal varía en cuanto a su extensión o su crudeza y eso influye en estas cuestiones", explicó Gómez.

Al momento de evaluar el comportamiento de los usuarios ante el alza de tarifas, el funcionario recordó que entre los años 2016 y 2017 "los usuarios entendieron la importancia que significa que la ciudad tenga una empresa municipal de gas y no depender de una empresa privada. No es lo mismo tener un inconveniente con el pago de la factura de un usuario de Ecogas o Litoral Gas, donde no le dan muchas posibilidades, mientras que al ser Emugas propiedad de la ciudad y viendo cómo funcionamos en 2016 y 2017 en cuanto a lo que hace al incremento de tarifas e imposibilidad de pago, hemos implementado planes de pago de las facturas que permita a quienes lo requieren poder afrontar el pago", concluyó.




SEGUI LEYENDO...

Menu