EL SANFRANCISQUEÑO QUE QUIERE SER INTENDENTE DE ARROYITO

"Voy a garantizar la continuidad de la mejor gestión de la historia", promete Daniel Lafarina.

Nacido en San Francisco pero radicado en Arroyito, el ingeniero civil Daniel Lafarina, de 41 años, actual secretario de Obras Públicas del municipio arroyitense, se lanzó como pre candidato a intendente por la Unión Cívica Radical (UCR), de cara a las elecciones 2019. De ser electo, sucederá al actual mandatario municipal Mauricio Cravero (coalición Cambiemos), quien mediante un acto partidario, lo presentó este miércoles por la noche.

El acto tuvo lugar en el salón de Abuelos y congregó a más de 600 personas.

Cravero concluirá este año su segundo mandato frente al municipio, por lo que no puede volver a candidatearse, de acuerdo a lo que establece la Carta Orgánica Municipal.

Si bien aún no hay fecha confirmada para los comicios locales, se especula con que puedan coincidir el 27 de octubre con las elecciones generales y correrse de la fecha elegida por la mayoría de los municipios justicialistas del departamento San Justo, es decir, el 12 de mayo.  

Una campaña dura

 "Creo que la gente debería elegirme porque soy el que va a garantizar los ejes de continuidad de la actual gestión, que ha sido una de las mejores desde la vuelta de la democracia", aseguró Lafarina en entrevista con LA VOZ DE SAN JUSTO.

Y destacó la labor que viene realizando Cravero, junto a todo su equipo de trabajo, al que él se sumó en el segundo período de gestión. 

"Se ha cumplido con lo que prometió; se llevó adelante un plan de viviendas y de desagües, entre otras obras importantes, como nunca antes se había visto en Arroyito", afirmó.

Asimismo, dijo que "la recuperación de espacios verdes fue otro de los grandes logros junto a otros puntos muy fuertes en materia de cultura, salud y deporte, una gestión integral".

Por ello, "voy a intentar que este mensaje llegue a cada uno de los arroyitenses, ya sea personalmente, mediante un acto partidario o de la forma que sea, para poder contarles a cada uno de los votantes quién soy, de dónde vengo y porqué quiero ser intendente".

Lafarina reconoció que "será una campaña muy dura, un camino muy difícil pero estoy dispuesto a recorrerlo".

Su camino hacia la política

Lafarina es ingeniero civil, cursó sus estudios superiores en la Universidad Nacional de Córdoba. A poco de recibir si título, conoció a quien hoy es su esposa, Mariela, la arroyitense con la cual tiene dos hijas.

"En Córdoba viví unos cinco años. Si bien sentamos bases en Arroyito, íbamos y veníamos, ya que trabajé mucho tiempo en una empresa constructora que iba rotando mi estadía en distintos puntos del país, de hecho viví muchos años en el sur argentino, hasta que finalmente me radiqué en Arroyito", comentó.

En cuanto a su vinculación con la actividad política, Lafarina contó que todo se inició mediante un contacto vía e-mail con el intendente Cravero, a quien el profesional le escribió para brindarle una apreciación personal, técnica y puntual acerca de los desagües pluviales. "Él (Cravero) me contestó el mail y me citó a una reunión, a partir de la cual mantuvimos otros encuentros y me ofreció ocupar el cargo de secretario de Obras Públicas, siendo que mi antecesor ya había cumplido un mandato".

Así, Lafarina asume el cargo en 2015 y cuatro años después, es el elegido para dirigir la continuidad de un modo de gestión municipal.

"Siempre me gustó trabajar en la función pública aunque no venía de ese ambiente", reconoció.

"Yo llegué en un período de gobierno donde se había hecho un gran sacrificio para ordenar las cuentas municipales y estaban los recursos para hacer grandes obras, por lo que eso me llevó a estar en una posición más visible y más importante", siguió.




SEGUI LEYENDO...

Menu