EL MUNDO DE MILENA: TELAS, HILOS Y ARTE TEXTIL

Milena Correa se prepara para un salto grande en su carrera como artista ya que expondrá en noviembre en el Salón Nacional de Bellas Artes. Mientras tanto sigue con una nueva exploración que la lleva a sentarse y pensar con un bastidor en las manos.

Desde pequeña a Milena Correa le gustó todo lo que las telas le ofrecían, es decir, una inacabable gama de posibilidades de experimentar el mundo y conocer qué secretos ofrecen. Para ella el arte textil merece ser legitimado y en ese camino de telas (y ahora también) e hilos ella experimenta y se abre con su talento paso en el mundo.

La pasión le llegó desde muy chica cuando pasaba tiempo en el taller de la casa de su papá quien es tapicero y le dio la libertad de poder experimentar ella misma con distintos elementos a lo largo de su infancia.

"Mi papá siempre tuvo el taller en mi casa pasábamos mucho tiempo fuera del horario escolar y jugaba con los materiales que tenía ahí porque él es tapicero. Todo era un despertar para hacer cosas y materializar ideas con lo que él usaba", contó a LA VOZ DE SAN JUSTO.

Esos son los primeros recuerdos que ella tiene. Desde chica sabía que amaba el arte y esa forma de expresionismo y así consolidó lo que ahora es su profesión la cual incluso la llevó a vivir en la ciudad de Córdoba.

En noviembre exponer nada más ni nada menos que en el Salón Nacional de Bellas Artes. Previo a esto volverá a la ciudad donde se recibió de profesora de Artes Visuales dictará el Seminario de Frutilla Entramada en el Centro Cultural San Francisco.

 

 

- ¿Cuáles fueron tus primeros trabajos?

Cuando empecé con el arte textil trabajé con esculturas, instalaciones de tela. El bordado lo estoy haciendo hace un año, previo a eso trabajé con otro tipo de hilos y puntadas pero en instalaciones mucho más grandes y también con instalaciones de esculturas de tela. Siempre fueron cosas que hacía desde chica, cuando veía una película y quería tener algo, por ejemplo, mi papá me lo dibujaba en una tela y yo lo trabajaba. Siempre fue así y todo se corporizaba a través de lo textil.

 

El mundo del arte textil es el que Milena planea seguir descubriendo

- ¿Cómo fue tu carrera hasta darte cuenta que éste es tu nicho?

Soy profesora de Artes Visuales estudié en (la Escuela Superior de ) Bellas Artes. En el último año de la carrera en una materia yo le conté a la profesora que no me interesaba pintar pero me gustaba trabajar con telas. Yo digo que viene como de un retorno a "los viejos sitios donde amo la vida" como decía Mercedes Sosa en una frase. Era ahí donde corporizaba mis ideas y desplegaba mi creatividad por eso en mi trabajo final de esa materia trabajé con distintas telas de color blanco y surgió una escultura que hoy la conservo y es mi gran logro textil. Después me convocaron para formar parte de APA (Artistas Plásticos Agrupados) y ya desde ahí encaré toda mi producción artística con lo textil.

 

Busca su norte

Desde hace un año Milena trababa y vive en la ciudad de Córdoba. Primero buscaba horas cátedra para desenvolverse como docente y ante la ausencia allí entendió cual era el objetivo que debía perseguir.

Ahora está abocada al bordado ya que tiene varios trabajos encargados pero también sigue indagando en distintos salones donde se abren convocatorias para distribuir su trabajo. Es que entrar al circuito del arte - y quizás más en el área textil - no es un trabajo que tenga horarios, ni tampoco tiempo determinado.

 

- ¿Con el arte textil donde querés ir?

Ahí creo que está el verdadero desafío porque en realidad todo está en desafiarse. A mí me gusta trabajar con telas y generar instalaciones, esculturas, reemplazar los materiales tradicionales con tela.

 

- ¿El bordado como apareció?

Yo me vine a Córdoba hace un año, mientras estaba en la búsqueda laboral de horas porque soy profesora mi mamá me aconsejó que bajara un cambio, así que empecé algunos cursos y me puse a trabajar. Tuvo muy buena repercusión en las redes donde empezaron a pedirme trabajos. Ahí empezó todo lo del bordado con hilos mouline. Ahora en el bordado, por ejemplo, yo sé que es una técnica de decoración que se implementa sobre ropa de cama, manteles (entre otras) y yo quiero ver dónde puedo llevarla para resignificar la técnica y que salga de la estigma decorativa cuando en verdad tiene una riqueza enorme. También tengo trabajo para bordar retratos, la técnica es pintura en hilo, todo eso que representaba con pigmentos yo lo reemplazo con hilos y ahí es donde voy a seguir con mi búsqueda.

 

 

El mundo del arte textil es el que Milena planea seguir descubriendo

Un seminario particular

El próximo 26 de octubre Milena Correa dirigirá el Seminario de Frutilla Entramada en el Centro Cultural San Francisco de 10 a 16.

"Dentro de las técnicas de bordado está la de las tramas que es paralela al género que soporta el bordado y va por arriba, no penetra nada más que en los bordes de la tela.

Eso se mezcla con el punto de relieve o volumen que sobresale al género", explicó Correa con quien pueden comunicarse por más información en sus redes sociales.




SEGUI LEYENDO...

Menu