EL KILO DE ASADO A $149, "INVIABLE" PARA LOS CARNICEROS DE LA CIUDAD

En un recorrido por diferentes carnicerías de San Francisco, LA VOZ DE SAN JUSTO encontró descreimiento en una de las medidas anticrisis impulsadas por el gobierno nacional el pasado miércoles. Asimismo, reconocen que las ventas bajaron hasta un 50 %.

´Por Manuel Ruiz

Con total descreimiento recibieron los carniceros minoristas y mayoristas de la ciudad la medida que el presidente Mauricio Macri impulsó este último miércoles en donde, y tras un acuerdo con los frigoríficos del país, se propone que se vendan 120.000 kilos por semana de asado, vacío y matambre a $149 el kilo, durante los meses venideros.

La iniciativa, que entraría en vigencia dentro de 10 o 15 días según el gobierno nacional, fue anunciada dentro un paquete de medidas que buscan paliar las crisis y recesión económica que vive la Argentina, y en San Francisco fue tomada con mucha cautela. 

Para Martín Paulino, del mercado boutique "Lo de Nardo", el anuncio dista mucho de la realidad: "Que el consumidor final compre a $149 es totalmente inviable. Ojalá que sea factible porque va a permitir que aumente el consumo que ha bajado muchísimo en lo que va del año después de los aumentos de febrero. Se bajó entre un 40 y un 50 % las ventas", explicó.

Según resaltó el comerciante, para que ese precio se consiga en mostrador tiene que haber una reducción de costos en toda la cadena productiva de la carne para poder llegar a los $149 finales. 

José Roggero, de "Almacén de Carnes", también se mostró escéptico con la medida. "No creo que ese valor llegue a San Francisco", afirmó y explicó que los frigoríficos con los que la Nación hizo el acuerdo para poder efectivizar la medida son las cadenas de más grandes del país y las que exportan carne. "Estos frigoríficos, que son muy grandes, tiene sus puntos de ventas a los que la carne llega a un precio. Pero cuando llega a ciudades como San Francisco ya viene con precio de reventa, a su vez, el comerciante tiene que remarcar, entonces creo que en San Francisco se va a mantener el precio de ahora. Hay que ver qué valores manejaran cuando se efectivice la medida", sostuvo.

Además de ser pocos optimistas con las medidas anunciadas,carniceros aseguran que bajó entre un 40 y un 50 % las ventas

Anuncio "light"

Para Roggero se trató de un "anuncio muy light" de acuerdo a la época. "Si esto se lo pedía a los frigoríficos en noviembre no iba a poder acordar un precio, pero en esta época les sirve a ambos", señaló. Luego reflexionó que se trata de un "anuncio electoralista", pero además en una época del año en donde las ventas del sector cárnico disminuyen ostensiblemente. 

"Me parece que esta medida debe venir por un acuerdo que Macri hizo con los frigoríficos exportadores, que están sacando mucha carne, muy mucha fuera del país. Los frigoríficos deben haber aceptado porque ahora se les terminó el verano, la demanda fuerte de costilla en los puntos turísticos, y como ahora se corta esa demanda grandísima de asado, al frigorífico le sobra y empieza a bajar el precio del corte un poquito. Yo creo que el acuerdo viene por ahí. Asado, vacío y matambre son los tres cortes que sobran en esta época, que no se le venden a nadie. Hicieron la más fácil; hacé de cuenta que ponen de oferta el helado en julio. Suponte que le congelan el precio a las dos cadenas de heladerías más grandes del país. Negocian con los grandes productores, generan un precio y no te dicen todos los gustos van a estar a ese precio congelado, te dicen te vamos dar la crema americana y el granizado a $100 y los otros van a seguir saliendo $200, es un anuncio parecido. Hicieron la más fácil", insistió el entrevistado.

Gran caída en el consumo

Como dice más arriba en esta nota Paulino, el consumo de carne cayó y eso es por el precio que tiene en la actualidad. Pero, entonces, ¿cómo regular el costo para que la gente vuelva a comprar y consumir?

Roggero respondió que eso, en el sector de la carne, solo lo regula la oferta y la demanda: "La carne que va a consumo interno no lo puede manejar Macri, ni ningún gobierno, la variable que regula es la oferta y la demanda, no existe otra. Cuando hay mucha demanda y poder adquisitivo, y hay poca oferta, la carne aumenta. Y cuando hay poca demanda, y hay mucha oferta de carne en el mercado, el precio cae levemente. Pero en hacienda para consumo interno es muy difícil que el gobierno fije un precio porque cuando la carne sale al mercado el precio lo marca la demanda que haya". 

En este contexto económico nacional, la tendencia es a una caída de la demanda de carne de ternera y al crecimiento en el consumo de carnes de inferior calidad, pero mucho más baratas.

"Nosotros hemos tenido la cintura de mutar y estamos ofreciendo carne de vaca (la tradicional vaca lechera), que es de menor calidad, pero esta entre el 50 y 60 % menos que el valor de la ternera", ilustró el dueño de "Almacén de Carnes". 

La dieta de la sociedad está siempre marcada por el poder adquisitivo de la población, entre otras variables. Pero son esencialmente una construcción cultural, una costumbre. Y según explicó Roggero, esa costumbre de ingesta cárnica sigue siendo la de ternera, pero ahora, por una caída del poder adquisitivo y la inflación (que en marzo fue de 4,7 %), la costumbre fue cambiando. Los carniceros con poder de compra y que pueden mutar ante un contexto de recesión ofrecen carne de vaca o novillo de exportación que es diferente a la ternera, pero que se ajusta a las posibilidades económicas de la sociedad y entonces gana su lugar en las parrillas y mesas de los consumidores. 

"Las dos o tres carnicerías grandes de la ciudad que tenemos poder de compra y podemos mutar, nos estamos dando cuenta que la gente se vuelca a esa carne más económica. Pero el que vende ternera y no pude salir de ahí, está complicado porque el consumo se viene abajo día a día", afirmó.

Ahora, avisaron que "no llegarán a las carnicerías de barrio"

Según confirmó Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), los cortes de carne que el Gobierno estimó como "esenciales" y serán ofrecidos a $149 por kilo no llegarán a las carnicerías de barrio y solo estarán disponibles en el Mercado Central de Buenos Aires y algunos frigoríficos de al menos dos provincias.

El empresario reveló que fue la industria frigorífica exportadora la que inició contactos con el gabinete de Mauricio Macri y le ofreció poner a disposición casi 500.000 kilos de carne por mes sin los costos de distribución.

Los cortes de asado, vacío y matambre serán más baratos porque no afrontarán el costo de distribución, dado que serán los consumidores los que deberán pagar el transporte o ir con sus propios vehículos hasta el Mercado Central de Buenos Aires para comprar.

"Entonces lo que se le ofreció al Gobierno es que no hubiera esa parte de la cadena distribución y poner un camión con 20.000 kilos uno o dos veces por semana en el Mercado Central, las que necesiten, y nada más. Y vender en cada una de las carnicerías que tienen los frigoríficos. No habrá distribución", dijo.

La carne y subas del del 70 % interanual   

En el último informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, donde se relevaron los precios de la carne en la ciudad de Córdoba (el lugar más cercano a San Francisco que entro en el estudio) se mostró un incremento de los cortes que entrarán en la medida anunciada por el Gobierno nacional. De febrero a marzo, el asado subió 5,1 %; y 6,4 % lo hicieron el matambre y el vacío. En la comparación interanual, de marzo de 2018 a marzo de 2019, el costo del kilo de asado subió 73,2 %, el de matambre 71,2 % y el de vacío 72,7 %. 

Infografía: Aylén Molar / LA VOZ DE SAN JUSTO




SEGUI LEYENDO...

Menu