EL GOBIERNO USÓ PARTE DE LOS U$S7200 MILLONES "INTOCABLES" QUE PRESTÓ EL FMI PARA PAGAR DEUDA

Es una parte del préstamo que se destinaba a "fortalecimiento de reservas" y no a saldar obligaciones. El Tesoro comenzó a cubrir compromisos con ese dinero, según se desprende de datos oficiales.

El Gobierno apeló a casi U$S2000 millones de los U$S7200 millones del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) que permanecían intocables en el Banco Central, como "fortalecimiento de reservas".

La historia se remonta al 7 de junio de 2018. Ese día, Federico Sturzenegger y Nicolás Dujovne, presidente del Banco Central y Ministro de Hacienda en ese entonces, anunciaron el crédito por U$S50.000 millones -que luego se amplió- y el envío de la primera partida de recursos, por unos U$S15.000 millones.

De esa suma, la mitad pudo emplearse para atender el pago de vencimientos y gastos y la otra mitad debía quedar depositada en el Banco Central para fortalecimiento de reservas. Es decir, permanecería intocable, como un matafuegos que espera detrás del vidrio para ser usado en caso de emergencia.

Ahora, el Tesoro acudió al matafuegos. El viernes 27 de septiembre, hizo frente a pagos de deuda con una parte de los dólares que el FMI había prestado para fortalecer reservas.

"La caída de los depósitos del Tesoro en dólares (U$S1400 millones) el viernes pasado sugiere que el Gobierno comenzó a utilizar parte de los U$S7216 millones prestados por el FMI para fortalecer las reservas internacionales del BCRA, que en principio no iban a ser utilizados -y no formaban parte del cálculo de Reservas Netas disponibles para intervenciones del BCRA-, indicó la consultora Elypsis en un reporte.

Esos recursos se contabilizaban con dólares que el Tesoro tenía alojados en el Banco Central. El uso de ese dinero se deduce del hecho de que los depósitos del Tesoro en el Banco Central cayeron por debajo de los U$S7200 millones. Al viernes 30 de septiembre, quedaban unos U$S5300 millones, según registros oficiales.

Los economistas presumen que ese dinero se utilizó con aval del Fondo Monetario, que demora el envío de los U$S5400 millones que estaba previsto para mediados de septiembre. Las conversaciones sobre ese dinero continuarán en diez días en Washington.

En Elypsis, la consultora de Eduardo Levy Yeyati, analizaron que el uso de los U$S7200 millones que permanecían intocables "es un acuerdo implícito con el organismo para paliar la demora en el desembolso de U$S5400 millones pautados para septiembre".

Voceros del Banco Central indicaron que la autoridad monetaria le compró divisas al Tesoro, que estaba necesitado de pesos. Una parte de los vencimientos que debía afrontar Hacienda eran en moneda nacional: Lecaps y Lecer por $48.000 millones (equivalentes a U$S833 millones). Otra parte fue en dólares: Letes por U$S1637 millones. "Son todos movimientos que realiza el Tesoro, pero involucran recursos que eran de su propiedad", sostuvieron.

El FMI, en general, pone el dinero a disposición de las autoridades de los países miembros para equilibrar la balanza de pagos. Aunque, en algunos casos específicos, lo hace para apoyo presupuestario, recuerdan en el organismo multilateral. En el caso argentino, buena parte de los U$S44,000 millones que se giraron desde junio del año pasado se destinaron a cubrir gastos y vencimientos de deuda con privados (es decir, a apoyo presupuestario).




SEGUI LEYENDO...

Menu