DESTINO SAN PETERSBURGO

LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050 se vuelven a subir hoy al tren. Vamos junto al sueño de todos los argentinos, en busca de la clasificación.

POR LUCIANO OLIVERO

Decir que vamos otra vez al tren, provoca satisfacción. Si bien a las horas de viaje nadie te las quita, la calidad del transporte, es fundamental para hacer el recorrido ameno.

A diferencia de las cinco horas de distancia con Nizhny, ahora se nos vienen 10 intensas horas, es que debemos durante la jornada de hoy, recorrer más de 1100 kilómetros, la distancia que separa Moscú de San Petersburgo. Pero igual, allá vamos.

Como partimos de madrugada, el coche será cama. De noche, el tren tiene un servicio muy particular, al subirse al vagón, uno se encuentra con camarotes para cuatro personas y con cuatro camas y una mesa. Las camas son muy cómodas, pequeñas, pero con todos los servicios, incluso antes de comenzar el viaje, una azafata te hace entrega de un juego de sábanas absolutamente limpios y de muy buena calidad. La experiencia es interesante, si bien el lugar es pequeño, puede tocarte con cualquier persona y de cualquier nacionalidad, lo que hace que al menos hasta que baje el sueño, uno pueda ir hablando y haciendo amigos, lógicamente siempre con el fútbol como tema principal.

Mientras duermas, el camarote será muy útil y cómodo, el problema pasa a la hora del desvelo, pues si los de abajo están durmiendo, la mesa no se puede armar, por lo que uno deberá quedarse despierto, pero acostado. De todos modos, para no molestar, uno puede salir del camarote y caminar hasta el vagón 8 y 9, donde se encuentra la cafetería y el restaurante y allí durante las 24 horas, funciona un servicio muy completo y a buen precio, que permite comer o beber lo que uno quiera. La experiencia es maravillosa, de alta calidad y recomendable para disfrutar.

De esta manera, volvemos a viajar, siempre intentando no despegarnos de la Selección Argentina, por la cual todos y junto a los 40 millones de argentinos, queremos verla clasificar.

San Petersburgo nos espera y allá vamos, para conocer una ciudad maravillosa y para soñar en que se puede salir de este mal momento. Viajando o en un estadio o en el centro de cualquier ciudad, nuestra cobertura sigue en su mayor esplendor. Gracias por seguir acompañándonos.

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu