DESDE EL MARTES COMPRAR UN KILO DE PAN SALDRÁ $70

Es un 15 % más de lo que se comercializaba. Los criollos alcanzan los $150 y cada factura tendrá un valor de $15, indicaron desde el Centro de Panaderos de San Francisco.

Desde el próximo martes, el kilo de pan pasará a costar de 60 a 70 pesos, según informaron desde el Centro de Panaderos San Francisco.

En tanto, las facturas se comercializarán por unidad a $15 (estaban a $13) y el kilo de criollos alcanzará los $150 (se encontraba a $130).

Se trata del primer aumento del año en los productos de panificación como causa del incremento de la materia prima y las tarifas, principalmente de gas y energía eléctrica. Este combo obligó a los panaderos a replantear los precios. Cabe recordar, que durante 2018 hubo dos subas.

Alberto Marchesini, referente de los panaderos de San Francisco, confirmó el incremento del precio de los productos de panificación al indicar que el aumento rondará el 15 %.

"Tratamos de sostener los precios pero con este comportamiento de las tarifas es imposible", explicó al sr consultado por LA VOZ DE SAN JUSTO, recordando también que el último aumento fue en septiembre del año pasado.

"Si bien pensábamos continuar con los mismos precios para este año aumentaron muchos los servicios y la materia prima. A esto se agrega la gran presión fiscal que tenemos, es realmente asfixiante y atenta contra la productividad", detalló el comerciante, quien a mediados de la semana había adelantado la posibilidad de esta suba.

Marchesini además reconoció que "esta es la primera vez" que un aumento de precios se aplica para el primer mes del año, y justificó la decisión señalando que "están en una situación insostenible" con los precios actuales que obliga a adecuarlos porque "no se puede más".

Luego lamentó tener que aumentar pero adujo que a los negocios "el aumento del gas - por ejemplo - alcanza el 100 %". Por ello graficó que "hacen malabares para sostener la actividad", al mismo tiempo que resaltó que "los precios modificados son sugeridos". De esta forma, cada negocio sabrá que hacer.

 

Se sigue gastando igual

La gente pese a los incrementos en los precios sigue comprando el producto, sin embargo continúa destinando la misma cantidad de dinero, es decir, que cada vez se lleva menos cantidad.

"La gente compra, pero siempre gasta lo mismo", dijo Marchesini reflejando de esta manera la disminución en las ventas de las panaderías producto del incremento de precios.

Por último, enfatizó que "esto no es aislado" sino que se observa en todo tipo de compra de diferentes productos que realizan los consumidores.

 




SEGUI LEYENDO...

Menu