DESCONTROL EN MIRAMAR: “SE PUEDE ESPERAR UN AUMENTO DE CONTAGIOS”, DIJO VICENTE

Después de ocho meses de aislamiento, el comienzo del calor y el inicio de las flexibilizaciones fue un combo complicado que desbordó a las autoridades de la localidad. Desde el COE advierten que esta situación podría traer complicaciones sanitarias en la región.

Después de ocho meses de aislamiento, el comienzo del calor y el inicio de las flexibilizaciones fue un combo complicado que desbordó a las autoridades de la localidad de Miramar de Ansenuza, "la perla del este cordobés".

Gran cantidad de gente se concentró fundamentalmente en las playas céntricas, la mayoría jóvenes, que no cumplían con el distanciamiento, no usaban barbijo y no tomaban medidas de higiene. Esta situación preocupó mucho a las autoridades sanitarias por las consecuencias que vendrán con respecto a la transmisión del virus y el posible aumento de casos.

El director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Regional  y del Hospital "J. B. Iturraspe", Valentín Vicente advirtió a LA VOZ DE SAN JUSTO que seguramente "se puede esperar que haya un aumento de contagios después de esto, aunque no lo podemos saber concretamente pero si lo podemos intuir".

"Es real el hecho de que exista alguna persona con síntomas dentro de esa cantidad reunida de gente es suficiente para que se produzca el contagio en el lugar y a su vez que esas personas transmitan a sus grupos familiares y contactos estrechos. No solamente había gente de Miramar sino que también de distintas localidades del departamento e incluso departamentos cercanos", afirmó.

Vicente dijo que el aumento en los contagios "puede comenzar a verse la próxima semana y a partir de ahí también ver si tiene alguna consecuencia en la tasa de internación y en el sistema sanitario. No lo sabemos todavía pero es una posibilidad concreta de que se produzca".

 

Más responsabilidad social

Por otro lado aseguró con preocupación que están viendo que la gente no hace caso a las recomendaciones y protocolos. "Hay que recordar que cuidarse es una responsabilidad de cada uno. Tenemos preocupación por las consecuencias sanitarias que puede llegar a tener esta aglomeración de gente. Si bien es un lugar al aire libre, en esa cantidad de concentración de gente obviamente es muy peligroso", manifestó Vicente.

El director del COE aclaró que nadie quiere quitar la posibilidad a la gente de que pueda pasar un fin de semana con su familia al aire libre pero remarcó que todos "debemos ser conscientes que el virus sigue circulando, todavía estamos transitando esta pandemia y nos quedan muchos meses por delante".

"Los contagios puede comenzar a verse la próxima semana y a partir de ahí también ver si tiene alguna consecuencia en la tasa de internación y en el sistema sanitario". 

"Por eso pedimos nuevamente responsabilidad social -dijo-. Si vemos que en una playa o en un lugar público hay mucha cantidad de gente es clave no quedarse en ese lugar sino buscar lugares más alejados donde se pueda asegurar el distanciamiento. Además recordar usar siempre el barbijo y cumplir con las medidas de higiene. Todo esto nos preocupa mucho y estamos organizando de ahora en adelante para ver cómo se puede controlar este tipo de concentración de gente".

En Miramar este fin de semana, playa repleta sin distanciamiento social ni uso de barbijo. 

Los jóvenes pueden contagiar

En Miramar había otras playas y lugares parquizados en los que se mantenía el distanciamiento y no había el problema que hubo en la playa céntrica donde se amontonaron muchos jóvenes.

 "La mayoría de las personas que estaban en las playas colmadas de gente eran jóvenes y adolescentes que son los menos afectados por esta enfermedad pero pueden contagiar a quienes tienen más riesgo", advirtió Vicente.

Recordó que todos "tienen padres, abuelos o familiares de riesgo a quienes podrían llevar el virus, causando consecuencias graves para estas personas. Miramar tiene pocos casos pero la gente que fue puede llevar el virus provocar más contagios".

 

Una localidad desbordada

En el primer fin de semana de flexibilizaciones en los viajes interdepartamentales, se pensaba que la afluencia de gente iba a ser importante en Miramar, pero no en la cantidad que terminó visitando las playas. La situación desbordó todas las previsiones que tenía el municipio y también el operativo de control desplegado.

El intendente de Miramar, Adrián Walker aseguró en declaraciones a AM1050 que fue "lamentable el mal comportamiento de la gente", resaltó la necesidad de tener responsabilidad como ciudadanos en medio de la pandemia y adelantó que se tomarán las medidas necesarias para evitar que se vuelva a producir una situación similar que ponga en peligro de contagio a todos.

"Muchos jóvenes se reunieron en un sector de la playa céntrica y costó muchísimo lograr que cumplieran con las medidas de seguridad que no respetaban, pese a que permanentemente el personal insistía a través de megáfonos que las cumplieran. Esto demuestra la falta de responsabilidad de cada uno de ellos y de los padres que permitieron la presencia de estos jóvenes en la situación de pandemia que estamos viviendo", aseguró Walker.

Afirmó que ante la gran convocatoria "tuvimos que cerrar el ingreso porque había que priorizar las normas en el resto de la localidad donde se cumplieron sin problemas".

"Esto demuestra la falta de responsabilidad de los jóvenes y de sus padres que permitieron la presencia de estos jóvenes en la situación de pandemia que estamos viviendo".

El intendente de la localidad balnearia contó que pese a los controles en el ingreso principal a Miramar y aunque los ingresos alternativos estaban vallados, "hubo personas que ingresaron por caminos no permitidos y esto desbordó la capacidad del personal municipal. Aunque la policía también implementó un operativo, reforzado con personal no solo del departamento San Justo sino también Río Primero, no alcanzó".

"Veníamos advirtiendo que había gran convocatoria, aclaramos a través de nuestros medios oficiales que no había ningún tipo de apertura de temporada -remarcó-. Todos tenemos necesidad de descansar, pasear y salir de encierro pero parece que olvidamos que estamos en pandemia y esto desbordó lo estimado y ese fue el resultado lamentablemente".

Con respecto a las medidas que tomarán en los próximos fines de semana para evitar que esta situación peligrosa vuelva a producirse, el intendente adelantó que se diagramará un esquema de trabajo. "Esperemos que se pueda trabajar bien, la gente tiene gran necesidad de esparcimiento pero tenemos que cuidarnos entre todos por eso insistimos en la responsabilidad de cada uno de cuidarse y cuidar a los otros", finalizó.




SEGUI LEYENDO...

Menu