DENUNCIARON PENALMENTE POR ABUSO SEXUAL AL CURA GUSTAVO ZANCHETTA, UN AMIGO DEL PAPA FRANCISCO

Era obispo de Orán. Sospechan que el pontífice lo protegió.

Tras la "investigación preliminar" a principios de enero y la suspensión del sacerdote argentino Gustavo Zanchetta como asesor de la APSA (la caja fuerte del Vaticano que administra más de 5.000 casas y departamentos), la Congregación para los Obispos, a cargo del cardenal canadiense Marc Ouellet, tomó las acusaciones contra el exobispo de la ciudad salteña de Orán por abusos sexuales a seminaristas.

El resultado de la instrucción pasará después a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que deberá emitir sentencia.

El escándalo está garantizado porque se sospecha que el mismo papa Francisco protegió a Zanchetta, lo cual la Santa Sede niega con firmeza asegurando que se enteró recién en diciembre de las supuestas andanzas non sanctas.

La Congregación para los Obispos nombró al arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Alberto Sánchez, para llevar a cabo la investigación in situ de los abusos que le atribuyen a Zanchetta. La medida fue muy cuestionada: algunos sacerdotes sostienen que entre ambos hay una estrecha amistad, algo que Sánchez rechaza.

En las últimas horas surgió una noticia que agrava el caso: la denuncia penal contra el obispo Zanchetta por abuso sexual, formalizada en la fiscalía de Orán por un damnificado que pertenecía a su congregación. Aportó información para la investigación a cargo de dos fiscales.

Según el diario El Tribuno de Salta, inmediatamente se dispusieron diligencias para esclarecer las acusaciones, y no se descarta que puedan sumarse denuncias contra el exobispo. Las actuaciones se llevan a cabo con la mayor reserva para proteger el éxito de la investigación.

La Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, a cargo de María Filtrín, actúa de oficio desde enero y la denuncia penal refuerza su trabajo. Ya ha obtenido testimonios y documentaciones.

En Roma estas novedades provenientes de Salta alimentan la tensión por las características del caso Zanchetta y la cercanía de la reunión cumbre que el Papa celebrará en el Vaticano con los presidentes de todas las Conferencias Episcopales del mundo, entre el 21 y 24 de febrero, para procurar las mejores medidas destinadas a combatir los abusos sexuales del clero y las coberturas que tantos superiores, especialmente obispos, prestan a los culpables.

Clarín




SEGUI LEYENDO...

Menu