CON LA CAMISETA DE LA SOLIDARIDAD

Hinchas de diferentes filiales, agrupaciones y peñas vivieron un encuentro a puro fútbol con el objetivo de juntar alimentos no perecederos que se destinarán a merenderos de la ciudad. Con tercer tiempo incluido, 70 hinchas demostraron que se puede disfrutar del deporte sin violencia.

La Filial Millonaria San Francisco del Club Atlético River Plate fue anfitrión esta vez de un torneo solidario el pasado miércoles que contó con la presencia de la Peña Fortineros de San Francisco de Club Atlético Vélez Sarsfield; la Filial Piratas del Este de Club Atlético Belgrano; la Agrupación Los Diablos del Este Cordobés de Club Atlético Independiente; la Peña Azulgrana San Francisco del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, la Filial Racing Club San Francisco de Racing Club, Filial "Ángel Di María" San Francisco del Club Atlético Rosario Central y San Francisco del Club Atlético Talleres Diego Garay.

"La idea es jugar todos contra todos, que sea un encuentro de amigos para juntar alimentos no perecederos y colaborar con quien lo necesita", expresó Adrián Cravero presidente de la Filial Millonaria San Francisco.

En este sentido, cada grupo de hinchas llevó alimentos en representación de su club y esperan destinarlo a los merenderos de la ciudad.

El torneo, que comenzó el miércoles pasado, se repetirá cada semana pero la presencia de los equipos dependerá de quien juegue en la Copa Libertadores de América 2019 como es el caso Club Atlético River Plate, Boca Juniors, Club Atlético Rosario Central, Club Atlético San Lorenzo de Almagro y Club Atlético Talleres. "Los cruces se arman según la fecha de la Copa, de ella dependemos muchos", reconoció Cravero.

La iniciativa ya había tenido un primer encuentro el año pasado de la mano de los hinchas de Talleres pero en aquella oportunidad, solo jugaron la Filial Millonaria, la Peña Boquense y Los Piratas del Este.

 

Juntos por el fútbol

En el predio de la Filial, la nueva luminaria destacaba los "trapos" de las distintas agrupaciones, peñas y filiales. Una al lado de la otra. Sin nada que las separara.

La marea de camisetas rojas, azulgranas, celestes, azules, rojas y blancas pintaba un marco difícil de creer para el fútbol argentino. "Con estos encuentros lo que se busca dar es un mensaje, de dejar de lado la rivalidad y tirar todos para el mismo lado. Es feo no poder ir a la cancha de visitante viviendo en San Francisco que está cerca de todo para ver a tu equipo en cualquier ciudad", reflexionó José Bellotti hincha de Vélez y presidente de la Peña Fortineros de San Francisco,

En el predio también funcionó una cantina "con los precios como el almacén", reconoció un hincha de River, la cual sirvió para recaudar fondos para recuperar el espacio millonario, golpeado por la tormenta del 14 de diciembre del año pasado. "Todo sea por ayudar y ver un poco de fútbol", río un comprador con su cerveza contento. Pura alegría futbolística, nada de violencia.

No faltaron los hinchas, la familia que se une a la pasión de los jugadores. "Esto es lo lindo del fútbol", ríen los muchachos.

 

Todos admitidos

La cita solidaria anterior llegó de la mano de los de la "T" y ahora fue el turno de los de River Plate. En aquella primera oportunidad, los participantes fueron Talleres y Belgrano, y River y Boca; esta vez se amplió a otras peñas y agrupaciones; dejando la puerta libre para que se sumen más cada miércoles.

José Bellotti, de la Peña Fortineros de San Francisco, reconoció que son nuevos y se mostraron agradecidos por la invitación. "Es buenísimo que te inviten y que te tengan en cuenta. Esta es una forma de seguir sumando amigos y ayudar a los que más necesitan".

Los de Rosario Central también se sumaron a la iniciativa. Para Gonzalo Beldoménico de la Filial Ángel Di María , "esta es la primera vez que hacemos algo así aunque la filial ya tiene cuatro años de existencia. Jugar al fútbol y colaborar es lo que más nos gusta".

Para cerrar la gran noche, el tercer tiempo no podía faltar. Más de 30 kilos de asado para 70 jugadores, se cocinaron a fuego lento para agasajar la amistad y la solidaridad. "El tercer tiempo es un buen momento para hacer amigos, pero principalmente para compartir conocimientos y seguir ayudando a los demás", concluyó Bellotti.




SEGUI LEYENDO...

Menu