CÓMO SERÁ LA ATENCIÓN EN RAPIPAGO Y PAGO FÁCIL A PARTIR DEL LUNES

Las empresas podrán trabajar tras acordar un protocolo de salud con el Gobierno. Cómo operarán.

El Gobierno anunció oficialmente que Rapipago y Pago Fácil estarán habilitados a funcionar durante la cuarentena a partir del lunes. Como había adelantado TN.com.ar, las empresas tendrán que cumplir con un protocolo de atención definido por el Ministerio de Salud. Entre otras medidas, deberán establecer mecanismos para evitar la aglomeración de clientes, que incluyen el reparto de números o su distribución en función de la terminación del DNI.

"Las empresas de cobro de servicios podrán operar a partir del próximo lunes 20, cumpliendo las normas que garanticen la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes", informó el Banco Central este jueves a través de un comunicado.

En tanto, agregó que las entidades extrabancarias "deberán restringir la presencia de personas dentro del local y disponer de personal para organizar la fila de clientes en el exterior".

En diálogo con TN.com.ar, Gustavo Gómez, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Cobranza Extrabancaria de Impuestos y Servicios (CAECEIS), se refirió a la situación actual de los comercios y dio detalles acerca de cómo funcionarán a partir de la próxima semana.

"Hoy la red está operando al 30% aproximadamente. Eso genera un problema, porque la gente quiere pagar pero solo funciona un tercio de los negocios", explicó.

En ese sentido, cabe recordar que desde poco después de iniciada la cuarentena hasta esta semana inclusive, solo estuvieron habilitados a abrir aquellos locales ubicados en el interior de comercios considerados esenciales, como farmacias y supermercados. Por ese motivo, largas colas para el pago de impuestos y servicios se registraron en distintos puntos del país.

Ante esta situación, Gómez contó que ellos propusieron un protocolo de atención que este jueves fue aprobado por el Ministerio de Salud, el cual contempla "esquemas de atención en función de la terminación del DNI o la entrega de números hasta cubrir un cupo máximo". Además, afirmó que tendrán prioridad las personas mayores de 60 años y aquellas que se encuentren dentro de los llamados "grupos de riesgo".

"De esta forma vamos a estar regulado la cantidad de personas que puedan presentarse a pagar hasta que volvamos a acercarnos a nuestra capacidad máxima de atención, que calculamos será dentro de dos o tres semanas", explicó.

El protocolo incluye también la presencia de personal de control dentro y fuera de local que supervisará el cumplimiento de las medidas preventivas. En tanto, dentro del negocio solo podrá haber una persona cada cuatro metros cuadrados. También deberá extremarse la limpieza y respetarse el resto de las recomendaciones que son comunes a los bancos y otras entidades.

Qué pasa con los pagos en efectivo

Con respecto a esta modalidad, Gómez aclaró que la negativa de algunos comercios a aceptar efectivo se debió a la falta de atención por ventanilla en los bancos. "Si no reciben el dinero, tenemos que hacer los depósitos de sumas en algunos casos grandes por cajero automático, donde rige el máximo de 40 billetes. Esto hace el trámite más engorroso. Por eso, en esos lugares dejamos habilitado solo débito", argumentó.

Sin embargo, agregó que en estos momentos solo un tercio de las empresas abiertas cobran únicamente débito, mientras que el resto acepta pagos en efectivo.

"Con la habilitación de Gobierno, a partir de la que viene también lo harán una mayor cantidad de lugares. Calculamos que vamos a arrancar con un 50% o un 60% de la red en funcionamiento y que en una o dos semanas estaremos en el 80% o 90%", finalizó.




SEGUI LEYENDO...

Menu