COMBUSTIBLES: EN LA CIUDAD CAYÓ EL CONSUMO CASI UN 8%

Se trata de medio punto menos que a nivel provincial. Además creció el uso de plásticos y de cuentas corrientes, informaron desde Fecac, quienes no descartan un nuevo aumento en noviembre.

Treinta de las 604 estaciones de servicio que tiene la provincia de Córdoba se encuentran en San Francisco y sus localidades más cercanas. El sector, por estos lados, según sostienen desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac), se encuentra "sólido y con ganas de innovar", aunque no escapa al difícil momento económico del país donde existe una baja en las ventas. Sin embargo, acá el porcentaje es menor que el de la media provincia: 7,9% y 8,5% respectivamente.

"Al sector en San Francisco se lo ve bien, sólido, con muchas ganas de seguir adelante, producir e innovar; se pregunta mucho por todo lo que se viene", aseguró Gabriel Bornoroni, presidente de Fecac, quien estuvo este jueves en nuestra ciudad reunido con propietarios y trabajadores de estaciones de servicio.

Bornoroni sostuvo que las estaciones de servicio pasan por un momento complicado debido a la caída del consumo, lo que provoca una disminución en los ingresos. A ello, le agregó que crecieron el uso de las cuentas corrientes y las tarjetas de crédito. "En San Francisco esta modalidad de pago pasó de un 20 al 35%; eso provoca que nos quedemos sin efectivo para comprar porque el expendedor de combustible antes que salga el camión de la planta debe pagar".

Gabriel Bornoroni, presidente de Fecac

Las empresas que administran las tarjetas de crédito realizan una retención del 1,3% del monto de cada venta de las estaciones de servicio y depositan el dinero en las cuentas de los expendedores recién 28 días después. Con esta situación, algunos expendedores que son pymes o micropymes no tienen la fortaleza financiera para resistir casi un mes de espera para cobrar. Encima, en el medio los precios van aumentando.

"La situación hace que financieramente se le ocasione un problema a las estaciones, eso más la baja de venta generan una crisis financiera", aseguró el entrevistado, agregando que si bien "protegen" la fuente laboral deben ir postergando diferentes cuestiones como remodelaciones en las playas o simplemente atrasos en algunos pagos.

Pese al escenario, informó que el número de estaciones de servicio se mantuvo: "Si cerró una estación se abrió a otra. Es un nivel que se viene manteniendo, lo que nos reconforta", señaló.

Estrategias para afrontar la crisis

Bornoroni explicó que son muchas las estrategias que tejen para afrontar el escenario actual. Una de ellas es la posibilidad de que lleguen franquicias a las estaciones: "Muchas marcas reconocidas intentan poner esquinas de góndolas con ciertos productos, lo que le da valor agregado al lugar y se convierte en un incentivo para que la gente vaya y consuma".

También -contó el presidente de Fecac- se busca instalar en las playas cajeros automáticos: "Buscamos un acuerdo con diferentes bancos, generando pequeña rentabilidad a la estación de servicio", recalcó. Al mismo tiempo se intenta mejorar las condiciones con el pago de tarjetas de crédito.

¿Vuelve a aumentar?

Por lo que se presume, noviembre no será una excepción y el precio en el litro de nafta volvería a subir. Pese a que el dólar, una de las variables para determinar el costo, haya bajado.

Al respecto, Bornoroni explicó: "La gente se pregunta: '¿si bajó el dólar por qué no baja el combustible?' En lo que va del año, el dólar aumento un 95% mientras que el combustible un 54%. Entonces no es directamente proporcional que si baja dólar debe bajar combustible", respondió, agregando que las variables que tiene el combustible hoy son cuatro, las que le dan el precio final: impuestos, biocombustibles, precio del dólar y del crudo.

Asimismo, el entrevistado aclaró: "Las estaciones de servicio no son quienes ponen el precio final en el cartel, sino las petroleras, las marcas. Algunas petroleras dijeron que tienen un atraso del 5% en las naftas y de un 15% en el diesel. Por este motivo es de esperar que haya un aumento en estos días dentro de estos parámetros o inferior", avizoró.

Súper versus premium

Por último, Bornoroni indicó que si se está dando el paso de la nafta premium a la súper en muchos vehículos, a causa de los sucesivos aumentos: "Es algo real, entre un 15 y 20% se pasó de la premium a la súper. En el diesel el porcentaje es mucho menor", consideró.

Al momento de explicarlo, señaló: "La nafta súper tiene 95 octanos y 97 la Premium. La mayoría de los autos solicitan por manual 95, pero el que quiere carga premium porque tiene mayores aditivos y poder calórico; por lo general son autos de motor de menos de mil centímetros cúbicos o de alta gama".

 

 




SEGUI LEYENDO...

Menu