"CHACHA" NOS REVELÓ EL SECRETO DE LAS EMPANADAS MÁS RICAS DEL PAÍS

La cocinera María del Carmen Vicario, más conocida como "Chacha" es de Maipú, Mendoza y sus empanadas fueron reconocidas el pasado 9 de julio en el Campeonato Federal de la Empanada que se llevó a cabo en Buenos Aires. Allí compitió con 14 representantes de distintas provincias del país.

Este 9 de julio se realizó la primera edición de la "Fiesta de la Empanada" en Buenos Aires, organizada por BA Capital Gastronómica y la tradicional Feria de Materos. AM 1050 dialogó con "Chacha", sus empanadas fueron reconocidas como las mejores del país.

"Desde chica me gusta la cocina. Yo hacía el pan en mi casa a los siete años y ayudaba a mi mamá", aseguró Chacha a AM 1050.

El secreto de la felicidad en forma de empanada mendocina fue cebolla rehogada en grasa de vaca, a la que se le agregaron carne cortada a cuchillo y, luego, huevo duro y aceitunas verdes. La masa también tuvo grasa de vaca, manteca y, después de una amasada, mucha maicena. Esa fue la fórmula que llevó a Chacha al primer puesto.

"Carne cortada a cuchillo, picar la cebolla blanca finita, la cebolla se cocina en grasa. Luego le pones la carne y ahí le agregas sal y la cocinas. Cuando este casi a punto agregar orégano, ají, pimentón y pimienta, todo a gusto. Cuando se cocina todo, se apaga y se le agrega la cebolla de verdeo picada bien chiquita. Para el armado de la empanada, al disco le pone media aceituna y un pedazo de huevo duro. El repulgue es de cuatro cierres", explicó la cocinera.

La posibilidad de participar en el concurso nacional le llegó a María del Carmen hace un par de semanas, gracias a los dueños del restaurante en el que trabaja. Ellos a su vez fueron invitados por un comensal de Buenos Aires que estuvo en Mendoza y ya había probado las delicias de la mujer.

"Preguntaron en el restaurant si querían que participe y me consultaron a mi. Fue una experiencia nueva para mi, fui en avión por primera vez", contó.

Es que casi de un minuto para el otro pasó a ser famosa en todo el país. “Me llamaron de muchos medios y hasta salí en vivo en la tele. Además recibí millones de mensajes de familiares y amigos. Recién en el avión tuve tiempo de verlos todos y ‘caer’ un poco en lo que me había pasado”, relató.

Sobre el apodo "Chacha" la cocinera explicó: "Me pusieron chacha por la abuela de Patoruzito que hacía empanadas y porque era igual". 

ESCUCHÁ LA NOTA




SEGUI LEYENDO...

Menu