CARBONI ASUMIÓ EN EL “GRANATE”

Una nueva era se inició ayer en Lanús, donde Ezequiel Carboni asumió la conducción técnica del equipo en reemplazo del saliente Jorge Almirón y está previsto que se produzca una renovación en el plantel "granate" que obtuvo tres títulos en el último año y medio.

Carboni, que venía desempeñándose como director técnico de la reserva en el club del sur del Gran Buenos Aires, fue presentado este miércoles como el nuevo entrenador del conjunto de primera división en una rueda de prensa encabezada por el presidente de la entidad, Nicolás Russo, y el vicepresidente primero, Luis María Chebel.

El "Kelly" Carboni, que inició su carrera profesional como jugador en Lanús, pero se retiró en Banfield -club del que confesó ser hincha en aquel momento-, admitió que su antecesor, Almirón, dejó "la vara alta" después de haber llegado con el equipo "granate" hasta la final de la Copa Libertadores de América.

"No es más fácil ni más difícil asumir en este momento. No me asusta el desafío. Cada entrenador tiene su impronta. Siempre hay cosas que cambiar y mejorar. Lo que está bien hay que mantenerlo, eso no se modifica", expresó el flamante DT de Lanús en la conferencia de prensa.

Almirón también ganó con Lanús en 2016 el campeonato de primera división y la Copa Bicentenario, y a comienzos de 2017, la Supercopa argentina: tres títulos en un lapso de un año y medio, lo que significa largamente el ciclo más exitoso en la historia de la entidad "granate".

"Hay que dar vuelta la página y desde hoy ya pensar en (el partido contra) Chacarita, como hablamos con los jugadores. La vara está alta hace mucho tiempo en Lanús. Sólo me queda estar preparado, agradecer y trabajar para mantener ese lugar de privilegio", expresó Carboni.

De todos modos, está previsto que se produzca una renovación en el plantel "granate" una vez que concluya el año, o bien a fines de la actual temporada, en tanto Russo anticipó este viernes que el club "no cuenta con gran dinero" para reforzar al equipo, por lo que pidió "agudizar el ingenio".

"Es un momento especial. Terminó el ciclo más exitoso en la historia de Lanús con Almirón a la cabeza. Estamos presentando al nuevo cuerpo técnico de Ezequiel Carboni, compuesto por gente que trabaja hace muchos años en el club", dijo el presidente.

"Al cuerpo técnico de Carboni le toca la tarea difícil de agarrar al club en lo más alto, con el recambio natural que tiene cualquier plantel. Lanús no cuenta con gran dinero para reforzar y siempre hay que agudizar el ingenio", agregó.

Consultado por la renovación que se viene en el "Granate", el DT comentó: "Después del partido con Chacarita hablaremos del tema refuerzos, bajas y promoción de juveniles. En base a lo que pase con el plantel profesional, veremos qué chicos pueden subir. Conozco a todos hace bastante pero todavía no definimos nada".

"Es difícil jugar con muchos juveniles. Le pasa un poco a Vélez. Todos los clubes necesitan un recambio, pero ni Lanús ni ninguno puede sostener un equipo con 11 chicos. Es necesaria gente grande y de experiencia que sepa leer los partidos", advirtió el entrenador.

Por último, indicó: "Me pone contento y me motiva poder estar al frente de esta institución y conducir a este grupo de jugadores que han ganado todo lo que se les cruzó por delante. El fútbol es muy dinámico y hay que trabajar para volver a ganar".




SEGUI LEYENDO...

Menu