AVAL EMPRESARIO AL AUMENTO SALARIAL POR DECRETO

Las cámaras patronales dieron el visto bueno a la medida pero pidieron que de arranque fuese no remunerativa para reducir el costo.

Los empresarios dieron un primer aval al decreto que firmará Alberto Fernández para disponer un aumento salarial para todos los trabajadores del sector privado, como había adelantado este diario. Directivos de las cámaras de la industria, el comercio, la construcción y el sector pyme se lo adelantaron a los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, a quienes les pidieron que el pago fuese no remunerativo en un principio para abaratar su impacto sobre los costos.

En el encuentro quedó confirmado, además, que la suba tendrá un carácter universal para los trabajadores formales del sector privado, que tributará para la seguridad social (más allá del momento, en función de los pedidos expuestos ayer) y que se efectivizará en tres etapas en los meses de enero, febrero y marzo. El monto, aún no explicitado por los funcionarios, oscilará entre 6 mil y 9 mil pesos que irán a formar parte de los salarios aunque se buscará habilitar las negociaciones paritarias para ampliar su impacto.

Kulfas fue el anfitrión de la reunión que ayer congregó a menos de una decena de dirigentes empresarios: participaron los vicepresidentes regionales de la Unión Industrial Argentina (UIA) Adrián Kaufmann Brea y Guillermo Moretti; el titular de la Cámara Argentina de Comercio, Jorge Di Fiori, y el secretario de la entidad, Mario Grinman; el presidente de la Confederación General Empresaria (Cgera), Marcelo Fernández, con el vice quinto, Pedro Bergaglio, y el secretario general, Raúl Zylbsersztein, y un técnico de la Cámara de la Construcción.

El cónclave fue el segundo paso para la instrumentación del incremento por decreto luego de la reunión que la semana pasada convocó en la Casa Rosada el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto a Moroni, Kulfas y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, con una amplia delegación de sindicalistas de las cúpulas de la CGT y de las dos versiones de la CTA.

En el encuentro quedó confirmado, además, que la suba tendrá un carácter universal para los trabajadores formales del sector privado, que tributará para la seguridad social (más allá del momento, en función de los pedidos expuestos ayer) y que se efectivizará en tres etapas en los meses de enero, febrero y marzo. El monto, aún no explicitado por los funcionarios, oscilará entre 6 mil y 9 mil pesos que irán a formar parte de los salarios aunque se buscará habilitar las negociaciones paritarias para ampliar su impacto.

Kulfas fue el anfitrión de la reunión que ayer congregó a menos de una decena de dirigentes empresarios: participaron los vicepresidentes regionales de la Unión Industrial Argentina (UIA) Adrián Kaufmann Brea y Guillermo Moretti; el titular de la Cámara Argentina de Comercio, Jorge Di Fiori, y el secretario de la entidad, Mario Grinman; el presidente de la Confederación General Empresaria (Cgera), Marcelo Fernández, con el vice quinto, Pedro Bergaglio, y el secretario general, Raúl Zylbsersztein, y un técnico de la Cámara de la Construcción.

El cónclave fue el segundo paso para la instrumentación del incremento por decreto luego de la reunión que la semana pasada convocó en la Casa Rosada el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto a Moroni, Kulfas y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, con una amplia delegación de sindicalistas de las cúpulas de la CGT y de las dos versiones de la CTA.

"No hubo rechazos. Desde la Cámara de Comercio queremos que llegue la mayor cantidad de plata al bolsillo de los trabajadores. En todo caso planteamos que pueda diferirse la conversión a remunerativo y que luego eso sea resuelto en la paritaria. Nuestro problema son las cargas patronales y una carga impositiva fenomenal como nunca hubo en la historia argentina", le explicó anoche a este diario Mario Grinman. El salario formal en la Argentina tiene una carga impositiva del 17% sobre lo que perciben los trabajadores y que representa un 20% extra para el empleador.

Fuente: Ambito.com




SEGUI LEYENDO...

Menu