ARREBEEF: UN MILLÓN DE KILOS DE CARNE, 1000 EMPLEOS Y 100 AÑOS DE TRAYECTORIA EN RIESGO

El frigorífico del norte bonaerense está tomado por los trabajadores, desde el fin de semana, cuando el dueño anunció el cierre de la empresa. Piden una solución al Gobierno.

La toma del frigorífico Arrebeef por parte de un grupo trabajadores que no permiten la entrada y salida de camiones está poniendo en riesgo un millón de kilos de carne. Cada uno de los 50 vehículos de carga paralizados transporta 25 toneladas que se pondrían en mal estado en las próximas horas si no aparece una solución al conflicto sindical.

La planta ubicada en la localidad de Pérez Millán, partido de Ramallo, en el norte bonaerense, es una de las principales exportadoras de carne del país. En 26.000 metros cuadrados cubiertos, tiene una capacidad de faena de 30.000 animales por mes, aunque durante la pandemia por coronavirus se redujo la producción y desde entonces comenzaron los tironeos sindicales.

La huelga que comenzaron los empleados el 23 de febrero escaló hasta convertirse en un conflicto de dimensión nacional, a partir de que el propietario, Hugo Bofrell anunció el cierre de la empresa y el despido de todos los operarios, "cansado de las presiones sindicales", según dijo por megáfono en la puerta del establecimiento, el último viernes.

El presidente del consorcio de Frigoríficos Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), Mario Ravettino, pidió al Gobierno nacional que intervenga lo más rápido posible para poder sacar la producción de este frigorífico fundado en 1921, por Jaime Borrell. Aquel emprendimiento familiar fue continuado a través de las generaciones y hoy Hugo Borrell hijo es el director general; Ángeles Borrell es la directora financiera y Alejandro Borrell se desempeña como director de producción.

En representación de Arrebeef, que forma parte del consorcio ABC, Ravettino se reunió con representantes de la Federación de la Carne, presidida por Alberto Fantini, y del Ministerio de Trabajo, en la búsqueda de una solución que normalice la operatoria y garantice la continuidad de los empleos.

Aunque la planta de Arrebef emplea a un millar de trabajadores, Ravettino destacó que "los impulsores del bloqueo son muchas menos personas".

Conflicto salarial y gremial

La tensión va más allá de lo estrictamente salarial. Juan Cardozo, uno de los líderes del reclamo, acusó al delegado zonal del Sindicato de la Carne, Luis Pérez, de "no respetar las paritarias. Siempre nos daban aumentos menores a los acordados a nivel nacional. Queremos cobrar lo que corresponde. Hace muchos años que estamos atrasados con los sueldos porque cada vez que hay un acuerdo paritario nos dan una parte y año tras año se va acrecentando el retraso".

Los trabajadores buscan modificar la representación gremial y acusaban a Pérez de trabar la situación, en el marco de la suspensión de elecciones gremiales por la emergencia sanitaria.

El conflicto en el frigorífico Arrebef tomo dimensión nacional el último fin de semana, luego de que el dueño, Hugo Borrell, anunció el cierre del establecimiento centenario y el despido de sus 1.000 empleados.

Este martes, los trabajadores permitieron que la empresa pudiese trasladar los animales que estaban en los corrales hacía campos cercanos para que se puedan alimentar. A su vez, dejaron que ingresen camiones para realizar trasladar desde las cámaras frigoríficas hasta las cajas de carne que estaban comprometidas para la exportación. Dijeron que fue una apuesta para generar una negociación que, horas después, aún no había encontrado cauce.

Productores rurales de la zona piden cuidar los empleos

En ese contexto, entidades rurales del norte bonaerense advirtieron que "el cese de las actividades de Arrebeef, una de las mayores empresas agroindustriales de la región, deja sin empleo a un millar de empleados, y frena a muchísimos proveedores de productos y servicios que dependían de la demanda de la empresa, ante la "pasmosa pasividad e inacción de la justicia y de los gobiernos nacional y provincial".

Los productores de San Pedro, Rojas, Salto, Pergamino, General Rodríguez, Exaltación de la Cruz, Campana, Zárate, San Antonio de Areco, Capitán Sarmiento, Arrecifes, Baradero, Colón y Carmen de Areco, emitieron un comunicado titulado "y como si fuera poco", en tono irónico sobre otras cuestiones más generales: "el desgobieno, el atropello institucional, la falta de justicia y los privilegios políticos, el agobio y saqueo de empresas por medio de una presión impositiva impagable".




SEGUI LEYENDO...

Menu